El día de ayer, 20 de diciembre, algunos nerds celebramos por tercera vez el Día del Escepticismo, una idea que surgió hace, bueno, tres años, y se eligió esta fecha en particular porque fue el día en que Carl Sagan no pudo continuar con su trabajo: divulgar la ciencia y promover un mundo más racional. Difícilmente alguien pueda ponerse a la altura de nuestro amigo, pero desde muchos blogs de diferentes lugares del mundo dedicamos este día a llenar Internet de artículos que recuerden su obra, o bien, que contribuyan de alguna forma con esta ‘misión’.

No voy a citar ahora a todos los blogs que adhirieron porque sería bastante arduo, pero sólo por nombrar algunos tenemos a MicrosiervosHablando de CienciaChile SkepticLa Sociedad Científica de Paraguay (¡genial! ¡salió en un periódico!), Por la Boca Muere el PezEscéptico de JaliscoARP-SAPCRequiem WebEscéptica.

Por estos lugares, el Círculo Escéptico Argentino está cumpliendo un año, y mi amigo Pablo Flores escribió un interesante artículo relatando todo lo que hemos hecho, que por cierto, viéndolo en perspectiva, resultó ser bastante.

Y mi aporte fue publicado en Amazings, aclarando algunos conceptos sobre las mal llamadas medicinas alternativas.

Medicina hay una sola: la que funciona

Por alguna razón, en el imaginario popular hay diferencias entre la “medicina natural” y “la de las farmacéuticas”, o bien la medicina homeopática frente a la “alopática”; la ancestral frente a la moderna, u “oriental” versus “occidental”.
Algo que incluso puede sonar extraño para algunos, si consideramos que el objetivo de la medicina es curar a las personas: ¿por qué habría que elegir una “corriente de pensamiento”?. Como dice Tim Minchin en su poema Storm, la única medicina es la que funciona, todo el resto de las terapias y sustancias, o nadie se ha preocupado en demostrar con criterios racionales que funciona (más allá de “a mi tía le sirvió”), o se ha demostrado que no funciona.
La medicina natural por ejemplo, suele hacer referencia a “plantas curativas”. Pues bien, es cierto que hay muchas plantas que contienen químicos que producen ciertos efectos en nuestro organismo. El problema con esto es que… (seguir leyendo en Amazings)