Nuevas reglas para un arbitraje moderno, por Ramón Mullerat

Ramón Mullerat

El 23 de diciembre, el diario económico Expansión ha publicado el artículo Nuevas reglas para un moderno, de Ramón Mullerat.

Ramón Mullerat forma parte de la lista de árbitros expertos de la Asociación Europea de Arbitraje, Aeade, es abogado y presidente de la Asociación para el Fomento del Arbitraje. También ha presidido el Consejo de Colegios de Abogados de la Unión Europea y pertenece a la London Court of International Arbitration (LCIA), entre otras instituciones.

En Nuevas reglas para un arbitraje moderno, Ramón Mullerat habla de la nueva reforma del Reglamento de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2012. La última revisión de la normativa tuvo lugar en 1998.

El jurista pone de relieve los cambios que se han operado en el ámbito del arbitraje en los últimos años y, asegura, “cada vez más se recurre a este procedimiento de resolución de controversias”. De ahí que tanto instituciones de referencia, o los propios países, hayan modificado sus leyes y reglamentos para adaptarlos a la realidad actual.

En su artículo, Mullerat analiza los cambios del Reglamento de la CCI y los  categoriza en tres grupos.

En el primero incluye a los que tratan de obtener “una mayor celeridad y eficacia en el arbitraje” y cita como ejemplos el nuevo proceso para el nombramiento de árbitros, o la presentación de casos y comunicaciones vía electrónica.

El segundo grupo es el formado por “algunas innovaciones relevantes como la posibilidad de incorporar partes adicionales al proceso”; o el hecho de que se exija imparcialidad además de independencia a los árbitros (hasta ahora, se entendía que el concepto de “independencia” conllevaba el de “imparcialidad”). En el nuevo reglamento se recoge una regulación completa de los arbitrajes multiparte y multicontrato; además de la creación de la figura del “árbitro de urgencia para la adopción de medidas cautlelares previas a la constitución del tribunal”.

El grupo tercero de cambios son los que califica “de menor enjundia” y en él engloba a los de naturaleza semántica o sistemática.

En general, la valoración de Ramón Mullerat del Reglamento del ICC es positiva; puesto que considera que es bueno “para los arbitrajes del siglo veintiuno” y menciona que ha sido bien recibido por la comunidad arbitral internacional.

Fuente: Expansión

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Arbitraje

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed