UNIVERSITAT DE VALENCIA

Pinturas y grabados para recordar la trayectoria de unos de los líderes del Grupo Parpalló y la de su compañera y artista

El de la Fundació General de la Universitat de València plantea en la Juntos. Manolo Gil y Jacinta Gil (1945-1957) una visión simultánea de la obra artística creada por Manolo Gil y Jacinta Gil. Manolo Gil fue uno de los representantes más destacados del arte de vanguardia valenciano durante el primer franquismo. Bajo su liderazgo artístico y la tutela del crítico de arte Vicente Aguilera Cerni, nació el Grupo Parpalló en 1956.

Comisariada por Juan Ángel Blasco Carrascosa, la exposición que puede visitarse en la Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau de la Universitat hasta el próximo 22 de abril, se centra en el periodo exacto comprendido entre 1945 y 1957, desde que ambos artistas se conocieron hasta el fallecimiento de él; año en los que vivieron juntos pero llevaron a cabo individualmente sus respectivos trabajos artísticos.

La obra pictórica de Manuel Gil Pérez (Valencia, 1925-1957), ha sido en varias ocasiones parcialmente exhibida en Valencia, ya que tras la antológica celebrada en el IVAM (1995), comisariada por Pablo Ramírez, pudo verse, también en el IVAM (2006) una exposición de la que el propio Juan Ángel Blasco Carrascosa fue comisario y que relacionaba su obra con la de Rafael Pérez Contel. Y que, asimismo, una amplia selección del conjunto de los trabajos artísticos de Jacinta Gil Roncalés (Benimàmet, Valencia, 1917) fue exhibida en las Atarazanas de Valencia y en la Lonja del Pescado de Alicante (2000), también comisariada por Blasco Carrascosa. Tales exposiciones previas no suponen un obstáculo para el presente proyecto, ya que a través de esta nueva exposición se puede llegar a comprender mejor la obra de ambos artistas.

La exposición consta de un total de 43 obras, y tiene como rasgo especial, según confirma Juan Ángel Blasco Carrascosa, comisario de la exposición “que la gran mayoría de ellas no han sido expuestas, o bien algunas pudieron verse hace ya muchos años”. En opinión de Blasco Carrascosa “Manuel Gil es sin duda el artista plástico más relevante de la renovación artística valenciana de postguerra y aunque falleció muy pronto (de una pancreatitis aguda, a la edad de 32 años), su memoria y su espíritu siguen en Jacinta Gil”.

En la laboriosa tarea de búsqueda y localización de las piezas artísticas que ahora se exhiben, han prestado su colaboración tanto coleccionistas particulares como instituciones públicas y organismos culturales. En especial provienen de Jacinta Gil, que no solo ha prestado la obra de su colección particular, sino por el aporte documental cedido y la transmisión oral de recuerdos y experiencias.

Además de las obras expuestas, se muestran en vitrinas -con finalidad didáctica- diez planchas de grabado y una selección de libros en torno a Manolo Gil y Jacinta Gil, especialmente referidos al periodo 1945-1957.

Sobre Manolo y Jacinta Gil, la relación de dos artistas

Se conocieron en el año 1945 y desde entonces hasta la muerte de Manolo Gil caminaron “juntos” por el sendero de la vida y del arte. Pintaban y escribían. Ella, textos literarios, él reflexiones teóricas sobre su práctica artística.

En abril de este mismo año participaron “juntos” en la VI Exposición de Arte Universitario, obteniendo Jacinta la Medalla de Plata por su Autorretrato. Sus respectivas obras de ese momento -sombrías, entenebrecidas, y a la vez intensas, indóciles- ya traslucían un posicionamiento de rebeldía frente a los criterios academicistas inducidos por la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. En aquellos opresivos primeros años del franquismo, el “nuevo orden” estético había conculcado, desde la oficialidad del poder, cualquier tentativa “de vanguardia”.

Mediada la década de los años cuarenta fue germinando cautelosamente el intento de conformación de un núcleo con ánimo de actualización de “puesta al día”: la creación del valenciano Grupo Z. En 1946, se había establecido una conexión entre el exiguo grupo de artistas emergentes deseosos de “modernización”, y el escultor Rafael Pérez Contel y aunque este no formaría parte de este grupo de artistas más jóvenes, sí lo alentaría. Este apoyo fue determinante para los miembros del Grupo Z, aunque las primeras relaciones fueron verdaderamente tensas. No obstante, una vez consolidado el liderazgo de Manolo Gil en el Grupo Z, la relación entre ambos se normalizó, y Pérez Contel aceptó participar en sendas muestras colectivas.
En 1950, Jacinta y Manolo se casaron y se trasladaron a Madrid. Posteriormente, la pareja se formó en el extranjero con diversas becas (Londres, Roma, París…) para regresar definitivamente a Valencia, en 1952. Y empieza su etapa muralista, con trabajos para la tasca Casa Pedro, entre otros. En 1956, Manolo Gil entra en el recién constituido Grupo Parpalló. Sin duda el crítico Vicente Aguilera Cerni, conocedor de la obra de Manolo Gil, propicia que forme parte de este grupo fundado, al igual que otros grupos de posguerra, para conectar la creación artística valenciana con el panorama internacional tras la interrupción causada por la Guerra Civil. También Jacinta Gil colaboró en la fase fundacional del Grupo Parpalló. El 31 de agosto de 1957, Manuel Gil falleció de una pancreatitis aguda.