UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Expresiones irónicas como “mosquita muerta” funcionan como un patrón recurrente en los hablantes. Esto ha llevado a los expertos que integran el Grupo de Investigación para la Ironía y el en Español de la Universidad de Alicante (GRIALE) a comprobar que, en determinadas situaciones, sí se puede generalizar el uso de la ironía porque, en esas circunstancias concretas, hay indicadores y marcas.

Los estudios de lingüística dicen que cada hablante usa la ironía en una situación comunicativa concreta, relacionada con el contexto de uso, por lo que no se puede hacer generalizaciones. Los investigadores del Grupo GRIALE (http://www.griale.es) constatan que esto es cierto, pero que, además, en determinadas situaciones sí que se puede generalizar el uso de la ironía.

El Grupo de Investigación para la Ironía y el Humor en Español (GRIALE) se creó en el año 2002 en la Universidad de Alicante, bajo la dirección de la catedrática Leonor Ruiz Gurillo, con el objeto de unir en un mismo grupo a especialistas que trabajan en diferentes ramas de la pragmática, disciplina que estudia el lenguaje en relación con los usuarios y las circunstancias de la comunicación. Es en ese mismo año y con la ironía como tema de arranque, que GRIALE comienza su andadura bajo el proyecto de investigación Análisis pragmático de la ironía verbal. Tipología y aplicaciones a la enseñanza del español como lengua extranjera, concedido por el Ministerio de Educación y Ciencia.

Compuesto por quince investigadores, GRIALE tiene su origen en dos ideas de investigación: cómo funciona el lenguaje en el contexto, por una parte, y, por otra, cómo funciona en la clase de español. Desde el 2002 al 2008 los expertos de GRIALE han analizado cómo funciona la ironía en contextos reales, tanto escritos como orales. Así, han concluido resultados como que la marca determinante en la ironía expresada por medio de lenguaje oral es la entonación. En el papel, se usan marcas como son las comillas o las cursivas.

El humor se ha sumado como tema de investigación en el segundo proyecto, que abarca de 2008 a 2011, con el nombre Proyecto Aplicaciones a la clase de español como lengua extranjera de la ironía y el humor y que es la continuación del primero. Leonor Ruiz apunta que el humor es mucho más difícil porque puede utilizar la ironía o no dentro de él y, además, se caracteriza por ser más social y cultural. En este segundo proyecto diez miembros del GRIALE han estudiado el humor, centrándose cada uno de ellos en un género textual donde puede darse este, como es el chiste o la viñeta gráfica, que son propiamente humorísticos, o la conversación espontánea, que no es tal.

Humor e ironía son los dos pilares sobre los que se basa el Simposio Internacional sobre la Ironía y el Humor, que va a agrupar en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alicante los días 15 y 16 de diciembre de 2011 a expertos mundiales en el tema y que supone el cierre del proyecto de investigación liderado por GRIALE.