UNIVERSIDAD DE GRANADA

– Un del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada realiza el primer estudio que se hace a nivel científico sobre este tipo de infraestructuras

– Para ello, realizó una encuesta aleatoria entre un total de 457 usuarios de las 15 vías verdes acondicionadas andaluzas

Un hombre español de entre 36 y 50 años, casado, con trabajo y estudios básicos de Educación Primaria, que acude acompañado y se desplaza andando o en bicicleta. Éste es el perfil medio de los usuarios de las vías verdes andaluzas, según un estudio realizado por un investigador del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada, el primero que se hace a nivel científico sobre este tipo de vías.

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles creó en 1993 el Programa “Vías Verdes”, antiguos trazados ferroviarios en desuso reutilizados como itinerarios no motorizados, para la práctica de senderismo, ciclismo, patinaje, carrera, rutas ecuestres, movilidad reducida, etc.. En la actualidad, España cuenta con más de 1.900 kilómetros de este tipo de infraestructura, siendo Andalucía la región que más kilómetros de vías verdes aporta al programa nacional.

Para llevar a cabo este trabajo, su autor, Pablo Luque Valle, realizó una entrevista personal aleatoria entre un total de 457 usuarios de 15 vías verdes acondicionadas andaluzas, ubicadas en las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Jaén, Huelva y Sevilla. Se trataba de ciudadanos españoles y extranjeros mayores de 16 años, y como condición debían estar realizando en el momento de la encuesta alguna actividad en la vía verde, conocer el lugar, que no se desplazaran motorizados y que no fueran trabajadores de ésta.

Infraestructuras deportivas

La investigación realizada en la Universidad de Granada ha puesto de manifiesto que las vías verdes son unas infraestructuras fundamentalmente deportivas, quedando en segundo plano el carácter turístico. Además, existen claramente dos modelos de usuarios-visitantes en las vías verdes andaluzas: los senderistas y los ciclistas. Según los datos del trabajo, el 45,3 por ciento de los usuarios de las vías verdes son ciclistas, mientras que el 47 por ciento restante lo hace a pie. El resto se reparte entre corredores, jinetes, patinadores, personas con movilidad reducida y otros.

El 86,7 por ciento de los encuestados dicen mostrarse “bastante satisfechos o muy satisfechos” con las vías verdes andaluzas, frente a apenas un 13,4 por ciento que dice estar “poco o nada satisfecho”. Este estudio ha puesto de manifiesto que a la inmensa mayoría de los encuestados les gustaría que las vías verdes contaran con más establecimientos para realizar actividades sociales y/o comerciales.

Parte de los resultados de este trabajo han sido publicados en la revista Altorendimiento. La investigación realizada en la UGR es la primera que se hace a nivel nacional, y una de las pocas que existen a nivel internacional desde un punto de vista científico de este tipo de instalaciones.