UNIVERSIDAD EUROPEA DE MADRID

Las primeras conclusiones que, desde la Unitat per a l’Educació Multilingüe (UEM) de la Universidad de Alicante, se extraen de la IV Setmana de l’educació plurilingüe que acaba de finalizar en la UA concluyen que la introducción de una tercera y cuarta lengua en la enseñanza debe hacerse garantizando previamente el buen funcionamiento de los programas bilingües de enseñanza en valenciano (), inmersión () y de incorporación progresiva (PIP). Así lo constatan las diversas experiencias presentadas en la IV Setmana, de forma que cualquier propuesta de educación plurilingüe se debe asentar en programas bilingües (valenciano y castellano) de calidad, consolidados y contrastados como eficientes.

La UEM concluye que el valenciano, lengua propia y minorizada en todo el territorio, debe ser el eje vertebrador de los procesos de enseñanza/aprendizaje que permitirá la introducción de una tercera lengua como el inglés con garantías de éxito. Además, hace como mínimo cuatro décadas que los preceptos pedagógicos avanzados y la innovación educativa y metodológica – desde las técnicas Freinet a las TIC de hoy en día – son inherentes a las buenas prácticas educativas bilingües que se han vertebrado en torno al valenciano.

La construcción de la escuela valenciana va más allá del y se asienta en cuatro ejes: la interculturalidad, la participación social y los valores, la innovación y las nuevas tecnologías y la defensa del medio ambiente y la sostenibilidad.

La escuela plurilingüe debe formar personas actitudinal y actitudinalmente plurilingües, lo que supone que deben estar abiertos de forma positiva tanto a la diversidad multilingüe del estado – castellano, catalán, euskera y gallego – como a la realidad del entorno social, donde la diversidad idiomática y cultural llega a las mismas escuelas, es decir, las voces de las nuevas migraciones.

La propuesta que hace la UEM-UA, a la vista de los resultados del encuentro, es la promoción con recursos y planes de formación dirigidos al profesorado de dos programas educativos plurilingües óptimos para el futuro inmediato que son el Programa Plurilingüe de Inmersión Lingüística (PPIL) y el Programa Plurilingüe de Enseñanza del Valenciano (PPEVL). En los dos programas se usarán las tres lenguas como vehiculares, es decir, con un tratamiento integrado de lenguas y contenidos y siendo la presencia porcentual a lo largo de la escolaridad del valenciano superior al 50% – como lengua propia minorizada que es – ni la de lengua extranjera – inglés u otra – inferior al 25%.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Madrid

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed