UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

El investigador de la Universidad de Barcelona recoge el Premio durante la celebración de la festividad de

El profesor de Genética de la Universidad de Barcelona Manel Esteller ha sido galardonado con el I Premio Nacional de Investigación en Cáncer “Doctores Diz Pintado”, galardón que se ha entregado esta mañana durante la sesión académica que las universidades de Salamanca y Pontificia celebran con motivo de la Festividad de Santo Tomas de Aquino.

La carrera científica de Esteller ha contribuido de manera relevante al desarrollo de la epigenética (estudio de los cambios heredables en la función génica que se producen sin un cambio en la secuencia de bases del ADN) como disciplina biológica. Manel Esteller define la epigenética como “lo que está por encima de la genética y regula nuestros genes. Si el genoma es el libro de la vida, el epigenoma es la ortografía y la gramática. El genoma realmente te ofrece las palabras seguidas pero faltan los signos de puntuación, la separación…, todo eso te lo da la epigenética”.

Entre los más recientes resultados de su labor científica destacan el descubrimiento de un marcador epigenético en cáncer de mama que predice quimiosensibilidad a un nuevo fármaco, la descripción de las huellas dactilares epigenéticas de más de 1.500 muestras humanas, la demostración de la existencia de mutaciones en un transportador de molecular precursoras de microARNs que provoca el confinamiento de los mismos en el núcleo celular o la generación del primer prefármaco antitumoral que actúa a nivel de microARNs.

El jurado de esta edición integrado por Mª Angeles Serrano, vicerrectora de Investigación de la USAL; Eugenio Santos, director del Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca; Juan Jesús Cruz, catedrático de Medicina de la Universidad de Salamanca y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Salamanca; Jesús San Miguel, catedrático de Medicina y jefe del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca; Luis Ortega Martín-Corral, profesor de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca y Nicolás Rodríguez, secretario del jurado, concedió este premio en “reconocimiento al esfuerzo y la trayectoria científica en el área de la investigación oncológica del mejor joven investigador realizada dentro o fuera de España.

El Dr. Manel Esteller, médico investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) de Barcelona, realizó sus estudios de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona y su tesis doctoral en Unidad de Investigación Biomédica del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona. Finalizada su tesis doctoral en 1997, se trasladó al Johns Hopkins Oncology Center en USA, donde alcanzó la categoría de Investigador Asociado. En el año 2001, regresó al CNIO como Jefe del grupo de investigación del laboratorio de Epigenética del Cáncer. Desde el 2008, dirige el Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del IDIBELL. Esteller es profesor de Genética en la Universidad de Barcelona y profesor de Investigación ICREA

En lo que se refiere a su actividad científica, merece la pena resaltar, la publicación de más de 300 artículos originales en revistas científicas del más alto nivel, con un IF total superior a 2.500 y un número de citaciones de sus artículos superior a 20.000. Igualmente destacar su participación en congresos internacionales con la impartición de 82 conferencias y como revisor de proyectos y premios en 24 agencias nacionales e internacionales, entre las que merece la pena reseñar su participación como consejero del Comité de los Premios Nobel en Fisiología y Medicina del Karolinska Institute.

Durante su estancia en la Universidad de Johns Hopkins de Baltimore publicó más de 50 artículos en las mejores revistas científicas internacionales, en los que se estableció la idea de que el silenciamiento de genes supresores de tumores mediante hipermetilación de sus islas CpG es una característica general y específica en el desarrollo y progresión tumoral, idea con múltiples aplicaciones en oncología clínica, trabajo por el cual fue galardonado con el Young Investigator Awards de la American Association for Cancer Research en 1999 y 2001, y con el premio de la European Association for Cancer Research en 2001.

Una vez que Esteller regresó a España, estableció en el 2001 en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas el primer laboratorio de Epigenética del cáncer en España, desde el cual, y en solo cinco años, publicó alrededor de 110 artículos en revistas del más alto nivel, como Nature Genetics, New England Journal of Medicine, EMBO Journal, Journal of the National Cancer Institute, Cancer Research, Oncogene y PNAS.

En el año 2005 publicó el primer estudio sistemático realizado en una población de gemelos monocigóticos, en el cual se concluía que el patrón de modificaciones epigenéticas se hace más divergente en las parejas de gemelos a medida que éstos envejecen, extrayéndose conclusiones esenciales de interés general sobre la importancia del estilo de vida, en el establecimiento de patrones epigenéticos que a largo plazo tendrán incidencia en la salud.

Asimismo, merece la pena destacar, dentro de su trayectoria científica, la descripción por primera vez en el año 2006 de la existencia de cambios globales en el patrón de modificación de las histonas como una marca específica de las células tumorales. Esta aportación no sólo constituye una herramienta clave para entender la relevancia, impacto e interconexión de las alteraciones epigenéticas en cáncer, sino también aporta información esencial a considerar en el desarrollo de nuevas terapias epigenéticas.

Entre sus objetivos científicos se encuentra el esclarecimiento de la contribución de los mecanismos epigenéticos en el desarrollo y diferenciación, así como las consecuencias de su desregulación en la etiología de enfermedades, principalmente el cáncer, aunque también en el contexto de otras enfermedades

Todos estos trabajos han sido claves para la aprobación por parte de la FDA de tres fármacos “epigenéticos”, dos desmetilantes del ADN y un inhibidor de histona deacetilasas. Una investigación de excelencia preclínica que ha permitido el desarrollo de estos compuestos epigenéticos en los estudios clínicos: un caso claro de “from the bench-to.the-bedside”.