UNIVERSIDAD DE JAÉN

El profesor de Organización de Empresas, Márketing y Sociología de la Universidad de Jaén (UJA), Francisco José Torres Ruiz, aseguró hoy que el tiene un “plus simbólico, social y medio ambiental”.

Francisco Jose Torres coordinó el Seminario sobre Agricultura Ecológica en Andalucía, organizado por el Centro de Estudios Andaluces, adscrito a la Consejería de la Presidencia, en colaboración con la Universidad de Jaén, y que fue clausurado por el de la UJA, , y la Consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía, .

El encuentro tuvo como objetivo el de proponer un conjunto de estrategias que permitan impulsar su comercialización, así como identificar a las asociaciones, organizaciones y entidades vinculadas a este sector en la región. Francisco José Torres apuntó que el incremento del consumo vendrá determinado por una concienciación de la sociedad, ya que el consumidor de alimentos ecológicos no solo consume el producto por sus características funcionales, “sino que también realiza un comportamiento con una serie de valores, e incluso, de filosofía de vida, hasta el punto de que no le importa tanto pagar un pequeño sobreprecio por cuidar el medio ambiente y obtener productos saludables”.

Para Torres, este consumo tiene un alto componente social, ya que el consumidor se muestra preocupado por la despoblación de zonas rurales, “por retribuir a los agricultores, con cierta justicia, sus esfuerzos, y todo este componente social es el plus añadido y simbólico que tiene el producto ecológico, es decir, social y medio ambiental”.

Los principales problemas a los que se enfrenta la comercialización de los productos ecológicos son los precios elevados, la dificultad de encontrarlos en los grandes canales de distribución, la producción limitada “y la existencia de cierta confusión por parte del consumidor, que no tiene claro cuáles son los puntos ecológicos y sus características”, señaló Torres.

La mayoría de la producción ecológica en Andalucía se destina a mercados exteriores, “y uno de los principales retos que existe en nuestro país es incrementar la demanda interna de estos productos”, aunque reconoció Torres que si surge la producción ecológica “es porque hay una iniciativa social, una mayor demanda de la sociedad, aunque todavía estamos en una fase embrionaria, ya que las primeras iniciativas empresariales son de los años 90”.