UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

Jornadas de UCAM 2012

La ha sido la encargada de clausurar las Jornadas

La Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) ha clausurado el pasado viernes las Jornadas de Bioética, que durante su último día han versado sobre ‘Bioética y bien común’. La rectora de la UCAM, Josefina García Lozano, ha sido la encarga de clausurar el simposio junto a la directora del Máster en Bioética, Gloría Tomas, que ha leído las conclusiones extraídas de las diferentes ponencias que han impartido importantes profesionales relacionados con la materia, durante los tres días que han durado las Jornadas.

La rectora de la UCAM ha señalado este acto como un punto de encuentro en el que profesionales de distintos ámbitos relacionados con la Bioética, puedan debatir y compartir el conocimiento y los avances producidos. Del mismo modo, Josefina García Lozano, ha aseverado que “la posición de la Universidad en este sentido siempre es la defensa de la dignidad de la persona humana desde su concepción hasta su muerte natural”.
Bioética y bien común

El primero en intervenir ha sido el magistrado, presidente de la Sección 4ª de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, José Luis Requero, que ha centrado su ponencia en el tema ‘Legisladores, jueces y bioética’, y ha disertado sobre la situación de la legislación respecto a la vida humana, la situación en materia de reproducción humana asistida, y fundamentalmente la legislación sobre el aborto.

Cabe destacar la ponencia ‘La dimensión ético-política de los problemas bioéticos’, que ha impartido el profesor Ordinario de Teología Moral de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Ángel Rodríguez, que ha asegurado que una buena parte de los problemas bioéticos tienen una dimensión de tipo político, relacionada con la dimensión personal, pero que es distinta, y que para abordarla requiere una metodología específica. “En el fondo un país tiene las leyes que acepta. Si bien es importante la cultura política de los políticos, también es importante la cultura política de los ciudadanos”, ha señalado monseñor Ángel Rodríguez.