UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Durante la última década se han secuenciado fragmentos del de varios fósiles de neandertales encontrados en lugares que van desde las montañas caucásicas hasta la península Ibérica. Ahora, los arqueólogos Joan Daura y Montserrat Sanz, investigadores del Seminario de Estudios e Investigaciones Prehistóricas (SERP) de la UB, han conseguido secuenciar por primera vez el mitocondrial de un encontrado en . Concretamente, han determinado 52 pares de bases de la secuencia genética de la denominada mandíbula de Sitges, descubierta en la cueva del Gegant de Sitges. Los expertos han podido identificar genéticamente el fósil como , lo cual corrobora los análisis antropológicos realizados anteriormente. La investigación hace una aportación a futuros trabajos sobre la evolución de estas poblaciones del pleistoceno.

En Cataluña, los restos humanos anteriores a nuestra especie, , son muy escasos. De hecho, se reducen a tres: la mandíbula de Sitges, objeto de la investigación del SERP; la mandíbula de Banyoles, y el diente humano de la cueva de Mollet (Serinyà). El primero de estos restos es el único en el que ha sido posible secuenciar una parte del ADN mitocondrial.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista Vertebrate Paleobiology and Paleoanthropology, en un monográfico especial sobre la conmemoración de los 150 años de estudio sobre los neandertales. Han participado en el trabajo expertos antropólogos como ahora J. L. Arsuaga, L. Dalén y A. Götherström (Universidad Complutense de Madrid – Instituto de Salud Carlos III), R. Quam (Museo Americano de Historia Natural) y E. Subirà (Universidad Autónoma de Bellaterra).

El fragmento de ADN analizado presenta las características genéticas comunes a otros fósiles de neandertal encontrados en varios lugares. Los investigadores creen que estos estudios de ADN pueden ser útiles en el futuro para estudiar y clasificar restos de fósiles, sobre todo cuando no se conserven las partes necesarias para realizar análisis anatómicos que permitan clasificarlos y datarlos. Además, la secuenciación de este fragmento de ADN de la cueva del Gegant puede contribuir en estudios posteriores sobre los procesos evolutivos de las poblaciones neandertales mediante la comparación con otros restos de varios lugares geográficos cuyo ADN se haya secuenciado.

Los arqueólogos Montserrat Sanz y Joan Daura encontraron la mandíbula de Sitgesen el año 2005 en el Archivo Histórico de Sitges. El hallazgo, que procedía de las excavaciones que había llevado a cabo mosén Santiago Casanova en los años 50, es un fósil que tiene 52.300 años de antigüedad y correspondería al neandertal más moderno encontrado hasta ahora en Cataluña. Actualmente, la cueva del Gegant, donde se encontró la mandíbula, está al nivel del mar, pero en la época en la que los neandertales la ocuparon el mar estaba 80 metros por debajo del nivel actual a causa de la glaciación. Eso significa que delante de la cueva se extendía una llanura que la separaba del mar unos 20 kilómetros aproximadamente. Los investigadores suponen que esta llanura constituía el espacio de caza por excelencia de sus habitantes.

Montserrat Sanz y Joan Daura son los directores del Grupo de Investigación del Cuaternario integrado en el SERP y del proyecto de investigación Humanos, carnívoros y medio natural durante el pleistoceno en el macizo del Garraf, dedicado a determinar cuándo vivieron los neandertales en la costa sur de Barcelona. También están trabajando en yacimientos como ahora la cueva del Rinoceront (Castelldefels), Canyars (Gavà), la cueva del Coll Verdaguer (Cervelló) o las dolinas de Les Alzines (Begues), donde han hallado abundantes restos de fauna correspondientes a la época de la última glaciación: mamuts, osos pardos, rinocerontes, caballos, linces, panteras, tortugas, grandes bóvidos, así como restos líticos que demuestran que los neandertales poblaron toda esta zona.

El SERP, dirigido por el catedrático Josep M. Fullola, es un grupo de investigación en el campo de la prehistoria vinculado a la cátedra de Prehistoria del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la UB. Fue fundado en 1986 y desde entonces centra su trabajo en la reconstrucción paleoambiental y el estudio de la evolución cultural en la prehistoria partiendo de la premisa de la interdisciplinariedad.