UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El trabajo demuestra que un obstáculo cerca de la salida evita atascos en lugares de almacenaje y podría servir con aglomeraciones de personas

Un estudio del departamento de de la Universidad de Navarra se ha publicado en la más influyente del mundo en esta área: .

El trabajo ha sido elaborado por los investigadores de la Facultad de Ciencias Iker Zuriguel, Álvaro Janda, Ángel Garcimartín, Celia Lozano, Roberto Arévalo y Diego Maza, y forma parte de una de las principales líneas de trabajo del centro, que intenta explicar el comportamiento de los medios granulares para diversas aplicaciones prácticas.

En el caso de este estudio, Álvaro Janda concreta que el propósito ha sido mostrar el efecto que produce un obstáculo cerca de la salida de un silo en la disminución de los atascos que se producen durante la descarga: “De hecho, hemos demostrado que al colocar dicho obstáculo a una cierta distancia de la boca de salida se reducen los atascos hasta 100 veces, lo que podría tener numerosas aplicaciones prácticas”.

Una de ellas serían las salidas de emergencia, donde una columna podría ejercer el papel desatascador del obstáculo que los científicos han probado, hasta el momento, en silos de grano: “En nuestras pruebas colocamos una esfera unas diez veces más grande que los granos de nuestro silo y comprobamos que, excepto si la colocábamos muy próxima al orificio de salida, su mera colocación ya reducía los atascos respecto a un mecanismo sin obstáculos. Por supuesto, comprobamos que existe una distancia donde la reducción de problemas es máxima, relacionada con el tamaño de la salida y del propio obstáculo”, aclara el doctor en Física por el centro académico.

Los medios granulares: un problema para la industria

Este hallazgo resulta especialmente relevante si tenemos en cuenta que muchos materiales utilizados en la industria, en especial las materias primas -como arroz, arena, rocas o pellets de plástico- tienen la característica de ser granulares y generar problemas de atascos en su transporte, almacenaje, etc. En este sentido, el investigador del Grupo de Medios Granulares de la Universidad de Navarra subraya que este trabajo “está hecho en un silo a escala, que habría que trasladar a silos de tamaño industrial o a cualquier otra aplicación para ajustar la colocación de los obstáculos anti-atascos”.

Respecto a las analogías entre el comportamiento de estos medios y el de las personas en situaciones de pánico o movimiento de masas, el investigador apunta que el método todavía no se ha probado con seres humanos, “pero podría servir como punto de partida para intentar mejorar el diseño de las salidas de emergencia, los accesos a lugares de reunión como estadios o cines, etc.”.

Las conclusiones del estudio, por último, también se publicarán en la revista .