UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Asciende a 432,96 millones de euros, con una ligera disminución frente al presupuesto del año anterior
El de la UPV/EHU ha aprobado en su sesión del día 23 de febrero, el Proyecto de Presupuesto para el ejercicio 2012. En esta ocasión, la cuantía del mismo es de 432,96 millones de euros, lo que supone una disminución del 2,78% con relación al presupuesto del año 2011. El resultado de la votación ha sido de 20 votos a favor de la propuesta presentada por el equipo rectoral, 6 votos en contra y 4 abstenciones.

La disminución en el presupuesto de la universidad vasca se debe a la menor aportación consignada en los presupuestos aprobados por el Parlamento Vasco (331 millones, lo cual supone una disminución de 6 millones) y a la reducción de 6 millones de euros en inversiones. Esta reducción se debe a la finalización de las últimas obras previstas en el anterior Plan Plurianual de Inversiones 2005 – 2010 y a la ampliación de plazos para la realización del plan actual, dado que se ha previsto que el plazo de ejecución se prolongue del año 2015 al 2017.

Es decir, la disminución presupuestaria total es de 12 millones, pero considerando que los seis últimos responden más bien a una dilatación en el plazo de ejecución, la disminución real se cifra en 6 millones. En concreto, las partidas que se han reducido han sido las correspondientes a primas de jubilación (tres millones de euros), complementos retributivos adicionales al Personal Docente e Investigador (un millón) y aportación al gasto corriente (dos millones).

En cuanto a las diferentes partidas, el anteproyecto de presupuesto ha consignado 276,75 millones de euros para el capítulo I (Personal), lo que supone un 64% del total. El capítulo II (Gasto corriente) asciende a 100 millones de euros, un 23,09% del total. Así mismo, se consignan 50,1 millones para el capítulo VI (Inversiones), que representan un 11,6%. El 1,5% restante se dedica a partidas menores (gastos financieros, transferencias y subvenciones para gasto corriente, o variación de activos y pasivos financieros).

En el apartado de ingresos, se ha previsto una cantidad superior en recursos propios, así como un aumento de los recursos obtenidos por la universidad por su participación en convocatorias de investigación competitivas, en la misma proporción en que se estima se reducirán los contratos externos debido a la actual coyuntura económica.

A pesar de la pequeña reducción presupuestaria, se han incluido algunas nuevas partidas e incluso se han reforzado algunas de ellas, siempre bajo un criterio de apostar por el mantenimiento de la actividad científica e investigadora, así como por la defensa del empleo público. Entre las nuevas partidas o que experimentan incremento se pueden destacar la dotación para la Escuela de Máster y Doctorado (nuevo centro instituido en la universidad, para reforzar la investigación); la dotación en formación de Personal de Administración y Servicios, y Personal Docente e Investigador; un novedoso proyecto de innovación en la atención al alumnado; y diversas iniciativas encaminadas a reforzar el compromiso de la UPV/EHU en el ámbito de la responsabilidad social (prevención de riesgos psicosociales, foro de debate EHUgune, aldezle, etc.).

Tras la aprobación del Consejo de Gobierno, el documento presupuestario, anteproyecto, adquiere categoría de proyecto y será remitido al Consejo Social, que lo examinará, previsiblemente, en su reunión del próximo mes de marzo.

En opinión del rector, la aprobación del proyecto de presupuesto 2012 para la UPV/EHU es un paso en la buena dirección, dentro de un contexto económico especialmente difícil: “Hemos gestionado con rigor, austeridad y transparencia. Parece que se nos ha olvidado, pero hace algunos años nuestra universidad tenía un déficit de más de 35 millones de euros y un futuro incierto. En cambio, hoy tenemos unas cuentas saneadas y una ejecución presupuestaria ajustada entre los gastos e ingresos. Las medidas que han tomado el Gobierno del Estado y el Gobierno vasco nos vinculan, bien porque son de obligado cumplimiento, bien porque al reducir el presupuesto nos fuerzan a decidir cuáles son las opciones prioritarias. Y nuestro proyecto de universidad se basa en la defensa de la calidad de lo público, la formación, el derecho al estudio, la investigación y una política de personal que promueve la creación de empleo”.