UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Primer catedrático de Empresa Informativa, impulsó la implantación de los estudios universitarios de Periodismo en España y fue rector entre 1979 y 1991

El profesor Alfonso Nieto Tamargo, catedrático de Empresa Informativa, impulsor de los estudios universitarios de Periodismo en España y en la Universidad de Navarra y rector de este centro académico entre 1979 y 1991, ha fallecido hoy en Pamplona.

Nacido en Oviedo (1932), se licenció en Derecho en 1954 y obtuvo el Premio Especial de Licenciatura “Francisco Beceña”. Doctor en Derecho por la Universidad de Oviedo (1957) y periodista, en 1974 se incorporó como profesor de Empresa Informativa a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, y dos años después obtuvo la Cátedra, convirtiéndose en el primer catedrático en esta área de España.

Fue director del Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra entre 1969 y 1972, y primer decano de su Facultad de Ciencias de la Información entre 1972 y 1974, cuando fue nombrado vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense.

Tras ocupar el cargo de vicerrector de la Universidad de Navarra durante dos años (1977 a 1979), fue rector del centro académico hasta 1991. En 1990 ocupó la dirección del departamento de Empresa Informativa del campus de Pamplona y continuó desarrollando su carrera como profesor e investigador. En 2002 recibió la Medalla de Oro de la Universidad de Navarra.

El profesor Alfonso Nieto ha llevado a cabo una intensa labor de investigación, prueba de ello son los numerosos artículos y libros publicados. Entre sus contribuciones al campo de la Empresa informativa, tanto en España como en Europa y América, destacan las siguientes publicaciones: El concepto de Empresa Periodística (1967), primer libro de la disciplina en España; La Empresa Periodística en España (1973); La Prensa Gratuita (1984), Cartas a un empresario de la Información (1987), Concentración Informativa en España: Prensa diaria (1989) y Empresa Informativa (1993).

Cruz de Carlos III el Noble de Navarra

Fruto de este trabajo, el profesor Nieto fue invitado por numerosas universidades e instituciones internacionales. Por ejemplo, la cursada por el Gobierno de EE. UU., a través del departamento de Estado, para visitar 21 universidades norteamericanas y pronunciar conferencias y dictar lecciones sobre temas de Empresa Periodística; o la invitación oficial de la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (Japón) para participar en los actos con motivo de su 40 Aniversario (11-VI-1987). También fue profesor visitante en universidades de Brasil, Argentina y Chile.

Asimismo, recibió el doctorado honoris causa por la Universidad Austral de Buenos Aires en 2002 y por la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, de Roma en 2007. En 2009 fue premiado por la Asociación Europea de Educación en Empresa Informativa y ese mismo año el Gobierno de Navarra le concedió la condecoración “Cruz de Carlos III el Noble de Navarra” en reconocimiento a “una labor universitaria muy notable, tanto en los ámbitos investigador y docente como en el de la gestión”.

Tras cuatro décadas de dedicación a la Universidad de Navarra en las que fue profesor de más de 30 generaciones de periodistas, el profesor Nieto se jubiló de la docencia en 2002. Sin embargo, este experto mundial en empresas de comunicación y negocio mediático, continuó con su labor de investigación en el centro académico.

Alfonso Nieto ha dejado una huella académica imborrable en la Universidad de Navarra, en su Facultad de Comunicación y en el panorama de los estudios y la investigación en comunicación, tanto nacional como internacional. Fue rector en un periodo trascendental del desarrollo de la Universidad y fue el primer decano de su Facultad de Ciencias de la Información, cuando ésta, junto a las de Madrid y Barcelona, estrenaban en 1971 el rango de título universitario para los estudios de comunicación en España, tras un proceso de complicadas gestiones jurídicas y políticas en las que el profesor Nieto tuvo un papel protagonista.

Ese espíritu de pionero lo trasladó también a su ámbito de investigación, donde fue precursor y primer catedrático del área de empresa informativa en España, y uno de los pioneros en el panorama internacional.
Perteneciente al Opus Dei desde los 19 años, su huella humana es todavía más profunda y nítida que la académica. La clave de sus logros profesionales está en su particular forma de entender la vida, de volcarse en el trabajo de la inteligencia, y de darse a los demás en cada una de las pequeñas o grandes aventuras cotidianas. Y todo ello con delicadeza, ambición, generosidad intelectual, alegría, buen humor y cuidando el trato hasta en los más mínimos detalles, con un estilo ciertamente irrepetible.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed