UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El de la destaca que la estancia de en Barcelona permitió una recuperación de medio millón de visitas al monumento

“Hacer realidad un proyecto de un creador como Gaudí es una enorme responsabilidad”, afirmó Jordi Bonet en la Universidad de Navarra. El séptimo arquitecto de la Sagrada Familia, que impartía una conferencia a los estudiantes del centro académico sobre “La Fuerza de la Belleza en Gaudí”, declaró que, como sus predecesores, busca “ser fiel a las ideas del artista catalán”.

En el marco del congreso , Jordi Bonet se refirió a la influencia de la crisis en el número de visitantes al monumento. “Nos afectó al principio, pero la estancia de Benedicto XVI en Barcelona en noviembre de 2010 permitió una recuperación de medio millón de visitas el año pasado, que no sabemos hasta cuándo durará”.

El arquitecto destacó las dificultades con las que se ha topado durante sus veinte años a cargo de la construcción del templo, pero se mostró convencido de que “todo en la Sagrada Familia es providencial”. “Cuando hemos tenido una dificultad hemos encontrado un trozo de maqueta”, aseguró.

Asimismo, respecto a la incidencia que los adelantos tecnológicos han ejercido en la labor de planificación y construcción, indicó que “ya en su día, Gaudí aprovechó los adelantos que existían. Actualmente, la informática ha ayudado mucho. Antes se hacía a mano lo que ahora puede hacerse con un ordenador.”

Gran observador de la naturaleza

Con motivo del Forun 2012, un congreso universitario sobre el poder transformador de la belleza que tendrá lugar en marzo, Jordi Bonet subrayó que Gaudí fue un gran observador de la naturaleza. “Utilizó una geometría de formas alabeadas, de doble curvatura, muy resistentes, que están presentes en ella. Una geometría reglada, de líneas rectas, a partir de leyes geométricas que inventó” explicó.

Según contó el arquitecto, “Gaudí sabía que era difícil hacer entendible esta Nueva Arquitectura mediante planos; por eso creó unos modelos de yeso a escala. Al no ser el yeso un material inflamable, estas maquetas se conservaron cuando, durante la Guerra Civil, se destruyó el taller de Gaudí quemándose la mayoría de sus planos y dibujos”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed