UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

Artículo de opinión “La reforma del sector financiero” por , profesora de () en la UFV

Desde que comenzó la del sector financiero se ha estado hablando de cuál sería la solución más apropiada para el sector bancario español. Dada nuestras características especiales: La mitad del sector financiero estaba en manos de las cajas de ahorro, donde la gestión dejaba mucho que desear y la fuerte exposición al sector inmobiliario, dado el gran crecimiento del mismo en los últimos años. La solución no era fácil.

Al comienzo de la crisis se negó el problema, aludiendo que la Banca Española estaba en mejores condiciones que Bancos de otros países por las mayores provisiones (provisiones anti cíclicas propuestas por Banco de España en el año 2.000) y que el principal detonante de la crisis, las famosas “suprimes” no nos habían afectado realmente.

Ante esta situación el Gobierno fue tomando medidas parciales como: La creación del FROB, la promoción de fusiones de cajas que presentaran un proyecto viable, la conversión de Cajas en Bancos… realmente no se tomó el toro por los cuernos. Solo pasábamos activos malos de un balance a otro pero sin revisar su valor.

Hay una frase en Ingles que define muy bien la situación de las Balances de los Bancos y cajas Españolas durante la crisis.

“In the right hand side of the balance sheet there is nothing left, and in the left hand side there is nothing right”

Por un lado, algunos bancos o cajas no tienen suficiente capital para cumplir con los nuevos requisitos de Basilea ni capacidad de acudir al mercado y además, todos somos conscientes, de que sus activos no reflejan el verdadero precio de mercado.

Después de varios años de reformas y ayudas, no hemos sido capaces de devolver la confianza en el sector financiero, ni de que fluya el crédito a las familias y Pymes, sino todo lo contrario.

Actualmente existe una idea generalizada de que debíamos haber dejado caer alguna institución ó haber sido más drásticos con las medidas propuestas.
En este entorno surge la idea del Banco Malo.

El Banco Malo

El “banco malo” es un banco que se quedaría con todos los activos tóxicos que lastran a las entidades para que estas pudieran funcionar con mayor soltura. Podría estar constituido por una o más instituciones públicas que gestionarían estos títulos de dudoso cobro y las viviendas ó suelo adjudicadas a las que el banco no ha podido dar salida.

Una de las cuestiones principales es cómo se valorarían los activos que se queda el banco malo. En caso de hacerlo a valor de mercado los bancos necesitarían recapitalizarse ya que tendrían que asumir enormes pérdidas.

En defensa del banco malo:

Permitiría que las entidades no tuvieran que encargarse de gestionar la venta de los inmuebles. A su vez dejarían de formar parte de sus balances y de ésta forma se conseguiría la reactivación del crédito hacia empresas y familias.

La imagen exterior sobre las entidades financieras mejoraría y con ello también su solvencia.
Razones en contra:

El dilema que surge utilizando dinero público (dinero de todos los ciudadanos) para cubrir la mala gestión de las entidades financieras.

Los ciudadanos se verían perjudicados por partida doble, por una parte por la falta de crédito que han experimentado y por otra por salvar ahora con sus impuestos a estas entidades.

Tampoco se asegura con total seguridad que las empresas y los ciudadanos vuelvan a tener acceso al crédito, igual que ha pasado estos años con las ayudas recibidas del Estado.

Experiencias Anteriores

En el modelo Irlandés del banco malo consiguió adquirir los activos a precios muy bajos, consiguiendo así reactivar el crédito en el sistema, no obstante muchas entidades quebraron y tuvieron que ser nacionalizadas con deuda pública.

El segundo modelo del banco malo es el alemán. En este caso los activos fueron adquiridos a precios del balance y no a valor de mercado. Pero entonces fue el Estado (los ciudadanos) los que asumieron el riesgo de no conseguir recuperar el valor los activos en el mercado.

Mi opinión es que la principal razón por la que no se ha llegado a aplicar el Banco Malo en España es por la dificultad que supondría llegar a un acuerdo sobre a qué precio se deberían comprar los activos tóxicos.

La reforma financiera

El pasado viernes, el nuevo gobierno, ha aprobado una propuesta de reforma del sector financiero, que si la he entendido bien deja abierta la posibilidad de creación de un banco malo aunque no lo digan explícitamente.

Más adelante explicare por qué digo esto, pero antes voy a resumir las medidas propuestas en esta reforma financiera.

Primero, esta medidas solo contemplan el saneamiento de de los activos inmobiliarios, ya sean prestamos dados al sector, como adjudicaciones de suelo e inmuebles

El siguiente cuadro muestra a grandes números el tamaño del sector inmobiliario en los Balances de los bancos españoles.

Préstamos inmobiliarios sanos……………148.000 MM de €
Activos problemáticos………………………..178.000 MM de €
Suelo……………………………………………73.000 MM de €
Promoción en Curso …………………15.000 MM de €
Vivienda terminada ……………..65.000 MM de €
Otros con Garantía. Personal ……. 22.000 MM de €
TOTAL………………………… ………………….,,………..326.000 MM de €

La propuesta del gobierno es que los Bancos y cajas deben realizar una provisión específica para cada uno de los activos inmobiliarios en los porcentajes que se detallan a continuación

% anterior % nuevo

Préstamos inmobiliarios sanos r 7%
Activos problemáticos
Suelo…………………………………………..31% 80%
Promoción en Curso ………………..27% 65%
Vivienda terminada …………….25% 35%
Otros con Garant. Pers. ……………. 24%

Para cumplir con la nueva regulación la nueva provisión se deberá realizar durante el 2012, el 70% contra resultados del año y el resto contra patrimonio.

¿De qué cantidad estamos hablando?, ¿cuál es el déficit actual de provisiones de la banca en su conjunto? La cifra que obtenemos si hacemos un cálculo aplicando el porcentaje de déficit de provisión a las cifras arriba expuestas es de aproximadamente 50.000 millones de euros.

¿De dónde saldrán estos 50.000 millones de euros? , el gobierno asegura que no irá contra el déficit público y que se ampliará el FROB de forma que pueda comprar acciones preferentes al 8% a los bancos que necesiten ampliar su capital para cumplir con Basilea al tiempo que sanean sus activos. Técnicamente esta partida no computa en el déficit público, solo en el caso de impago por parte de las instituciones.

Además asegura que con esta media está alentando nuevos procesos de integración de bancos, dado que solo podrán acudir al FROB los bancos que presenten un plan de viabilidad.

Dado el mapa bancario actual solo Santander y BBVA podrán acometer estos saneamientos sin poner en peligro su futuro inmediato, el déficit de provisión del primero es solo el 17% del resultado esperado en el 2012 y el del BBVA del 36%. Por poner un ejemplo, el déficit de provisiones del Banco Popular es de 2.5 veces sus resultados esperados para el 2012, luego no veo la forma de poder acometer estos saneamientos de inmediato.

No me parece ético cargar en los accionistas del Santander y BBVA, bancos que han hecho las cosas relativamente bien, toda la reforma del sector financiero y no veo capacidad en el resto del sector para poder acometerlo sin ayudas.

Lo que quiero decir es que al final los bancos no viables se subastarán íntegramente ó por partes y los activos que nadie los quiera serán aparcados en un Banco Malo a la espera de mejores tiempos.

Mi opinión personal es que después de dar tantas vueltas creo que va a ser necesaria la creación de un Banco Malo pues es imposible que el sector financiero digiera él solo estos 50.000 millones de euros sin afectar al crédito y a los accionistas de los principales Bancos.