El pasado 25 de enero, la Comisión Europea propuso reformar la dimensión del mercado único de la personales, estableciendo las siguientes medidas:

  • Aprobación de un Reglamento directamente aplicable en todos los Estados Miembros
  • Simplificación burocrática mediante la eliminación de formalidades innecesarias que agilice los procesos de tramitación y economice los costes. En este apartado, la Comisión presta especial atención a las necesidades de las pymes.
  • Refuerzo de la cooperación entre las Agencias de Protección de Datos en los diferentes Estados Miembros.
  • Establecimiento de un sistema de “ventanilla única” para la protección de los datos en la UE.
  • Establecer un mecanismo de coherencia a nivel de la UE.

Según dispone la Comisión, para la elaboración de la propuesta se han respetado otros derechos fundamentales relacionados con la protección de datos personales, tales como la libertad de expresión, la información, el secreto profesional, entre otros.

Pretende fortalecer la protección de datos en el ámbito digital ofreciendo más confianza a los afectados, la protección actual en las legislaciones nacionales para controlar nuestros datos no está muy armonizada, y según datos estadísticos, el 72% de los internautas en Europa se preocupan del tratamiento de sus datos en la red, para combatirlo, la Comisión plantea fortalecer algunos de nuestros derechos:

  • El derecho de olvido en las redes sociales: a través de este derecho podremos solicitar el borrado de nuestros datos personales a las redes sociales a pesar de haber otorgado previamente nuestro consentimiento y se obligará a estas a modificar la configuración de la privacidad de forma que por defecto los datos no sean públicos.
  • Las empresas deberán reforzar las medidas de seguridad de sus sistemas, estando obligados a notificar en el plazo de 24 horas a las autoridades competentes y a los afectados cualquier ataque o violación que sufran sus bases de datos.