UNIVERSIDAD DE BURGOS

Fruto de un acuerdo entre la Universidad de Burgos, la Asociación , y la

El joven con disfrutará una que le permitirá formarse para el empleo y desarrollar su autonomía.

Además, su incorporación servirá para sensibilizar al entorno universitario en materia de diversidad e integración.

La comunidad universitaria burgalesa comienza el año 2012 con un nuevo compañero. Tiene 27 años, Síndrome de Down y muchas ganas de trabajar. Este empleado se incorpora a la Universidad a través de una beca formativa para personas con discapacidad, que ha obtenido gracias a un acuerdo entre la empresa GlaxoSmithkline, la Fundación Adecco, la Universidad y la Asociación Síndrome de Down.

El Rector de la Universidad de Burgos, D. , ha suscrito esta mañana un con la presidenta de la Asociación Síndrome de Down de Burgos, Dña. Belén Santamaría Tejero, para el desarrollo de prácticas laborales de las que se beneficiarán personas con discapacidad. Unos días antes este acuerdo había sido firmado en Madrid por D. , director general de la Fundación Adecco y D. Luis Pascual García, Director de Recursos Humanos de GlaxoSmithkline en Aranda de Duero. El convenio tiene como objetivo favorecer la inserción laboral de las personas con discapacidad, promover el desarrollo de su autonomía, así como potenciar un cambio de actitud hacia ellas, en el seno universitario.

El trabajador realizará sus prácticas en el edificio de Administración y Servicios de la Universidad de Burgos, con funciones como control de acceso, recepción del personal visitante, entrega de paquetería, correo, reprografía, recados oficiales, etc.

Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo “Esta iniciativa dará la oportunidad, a un joven con discapacidad, de formarse y facilitar así su tránsito al empleo ordinario. Además, estamos creando un entorno universitario sensibilizado hacia estas personas, lo cual es muy importante si tenemos en cuenta que los estudiantes serán los futuros trabajadores de las organizaciones”.

Luis Pascual, director de Recursos Humanos de GlaxoSmithKline en Aranda de Duero, ha recalcado la importancia que desde esta Compañía dan a la Responsabilidad Social Corporativa, “Es una necesidad y una obligación por parte de las empresas, y de la sociedad en general, colaborar en iniciativas como ésta, orientadas a la mejora de las condiciones de trabajo y de la integración en el mercado laboral de las personas con discapacidad, consiguiendo con ello un apoyo para alcanzar sus objetivos profesionales y por tanto una mayor calidad de vida”

Por su parte, Alfonso Murillo ha subrayado la sensibilidad que existe en la Universidad hacia las personas con discapacidad: “Queremos que tengan las mismas oportunidades que otros ciudadanos y juntos nos planteamos promover acciones para su integración en la sociedad. Se trata de que jóvenes con Síndrome de Down y otras patologías afines pueden realizar prácticas formativas autorizadas y remuneradas en los servicios administrativos de la universidad con el objeto de mejorar su calidad de vida”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Castilla León

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed