UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

, y el Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la Universidad de Extremadura intensifican la divulgación de conocimiento de una primera veintena de grupos de investigación que trabajan en torno al agua y ecosistemas naturales

El agua es la fuente de trabajo de muchos grupos científicos de la UEx que, con motivo de la celebración del , participan en una iniciativa de divulgación, una prioridad de HIDRANATURA, Campus de Excelencia Internacional (). HIDRANATURA es la estrategia de la UEx para mejorar la internacionalización, lograr una docencia e investigación excelentes así como lograr la transferencia de los resultados de la investigación y el desarrollo tecnológico en la gestión eficiente de recursos hidronaturales. HIDRANATURA junto con el Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la UEx persiguen acercar y divulgar los trabajos de los investigadores, “la transferencia y utilización del conocimiento generado por los grupos de investigación a la sociedad y a las empresas son un elemento clave para el desarrollo económico” explica , Adjunto al Rector de la UEx y Coordinador del .

Buscar soluciones de futuro a problemas medioambientales es uno de los fines temáticas que más investigadores agrupa. La conciencia medioambiental que en los últimos años surge en torno a nuestro planeta y su conservación está llevando a que diversas investigaciones estén encaminadas a reducir problemas medioambientales. En esta línea trabajan los grupos y en la preparación y mejora de materiales, como es el caso del carbón activado, a partir de residuos que la propia sociedad genera. Desde otro punto de vista, el Grupo de Investigación TRATAGUA centra sus esfuerzos en la búsqueda de nuevas tecnologías con efectos beneficiosos en la eliminación de nuevos contaminantes, cuya existencia es consecuencia de los hábitos actuales de consumo, que requieren de nuevos procedimientos para su eliminación en la depuración de aguas como es aunar el ozono y la radiación solar.

Siete áreas temáticas

El empleo del agua como hilo conductor de esta iniciativa conlleva a que los grupos participantes en el proyecto proporcionen investigaciones de diferente índole, abarcando desde el estudio del clima, la climatología y la aerobiología, pasando por la capacidad de detección de contaminantes, su uso sostenible, la automatización, la conservación del entorno natural, el sector agroalimentario y el agua en las ciencias sociales.

El sector agroalimentario

La gestión y reciclaje de residuos agrícolas a través de su valorización energética, la búsqueda de pesticidas naturales, biopesticidas, la identificación de técnicas más eficaces de cultivos, así como la evaluación de la calidad de productos agroalimentarios cultivados con baja dosis de riego son alguna de las iniciativas llevadas a cabo desde la UEx en un sector estratégico para la comunidad extremeña como el agroalimentario.

El grupo DTERMA lleva años trabajando en la valorización energética y medioambiental de la biomasa residual húmeda procedente de la industria agroalimentaria de Extremadura. El fin último es determinar las condiciones físicoquímicas para que la reacción genere la máxima cantidad de biogás, produzca la mayor descontaminación de estos desechos y recuperar la máxima cantidad de agua. Por su parte, el grupo de investigación Calidad y Microbiología de los Alimentos que coordina María de Guía dedica parte de su trabajo a la búsqueda de pesticidas naturales, biopesticidas como alternativa a los productos tradicionales. El grupo GORSAS acaba de concluir un proyecto para la reutilización de los residuos de la extracción del aceite de aceituna como fertilizante en el propio olivar y está desarrollando otro estudio destinado a cambiar la forma tradicional de cultivo del arroz inundado por la de riego por aspersión. La implantación de este sistema tendría un ahorro anual de consumo del agua superior al 25% con respecto a los sistemas tradicionales. Además el grupo ACEVIN, junto a investigadores de La Orden, han desarrollado, en los últimos años, trabajos científicos que demuestran que la reducción de agua de riego en olivares mejora las propiedades del aceite de oliva.

El clima, la climatología y la aerobiología

La falta de lluvia que este año soportamos tiene dos caras. Por un lado, y ante la contextualización que indica Tormo Molina, responsable del grupo Aerobiología en Extremadura, “al existir una relación directa entre las precipitaciones y la producción de polen”, esta primavera va a ser más beneficiosa para los alérgicos con respecto a otros años”. Por otro lado, sufrimos la ausencia de lluvias. El grupo AIRE, especialista en la investigación de la variabilidad climática indica que desde los 50 hasta nuestros días, en el mes de marzo, existe una disminución significativa de las precipitaciones, una tendencia que no es tan clara en el resto de meses del año.

Dos grupos de investigación se centran en detectar contaminantes en el agua. AQUIMIA ha diseñado novedosas metodologías electroquímicas para controlar la presencia de metales pesados en el agua, especialmente peligrosos para la salud. Por su parte, el grupo GISS ha confeccionado un sensor de inteligencia artificial conocido como “nariz electrónica” que detecta la contaminación del agua mediante olores por control remoto, un sistema que abarata costes y tiempo. Esta máxima de optimizar recursos también la cumple el sistema domótico “IntelliDomo”, orientado a la Inteligencia Ambiental realizado por el grupo de Ingeniería del Software QUERCUS junto a la cátedra de Telefónica. Este sistema es de optimizar a través de sensores las dosis de riegos de parques y jardines por web desde cualquier PC o Smartphone.

A la conservación del medio natural dedican sus esfuerzos el grupo GIGA especializado en estudiar los ciclos hídricos y a la vez la relación de éstos con la erosión y degradación del suelo. Ejemplo de ello son los informes sobre cómo afecta la variabilidad de las precipitaciones a la disponibilidad de agua en el suelo para el crecimiento de pastizales o la relación que existe entre lluvia y caudal, que les ha permitido observar cómo afecta a la sequía. La restricción de agua en el desarrollo de los alcornocales de la dehesa extremeña se estudia desde el Grupo Forestal de investigación de la UEx. Tras su investigación señalan que ante la presencia de pasto, el riego de plántulas de alcornoque no favorece a estos sino al pasto y por tanto desaconsejan el riego como práctica forestal tras la siembra de bellotas.

El agua no es sólo un elemento físico también es un agente vertebrador de la cultura y el patrimonio de Extremadura esta es la línea de investigación del grupo ARDOPA que trabaja en el fomento de encuentros, jornadas y publicaciones que aborden esta perspectiva del agua. El grupo de investigación de construcciones arquitectónicas de la UEx ha sido el encargado de la restauración y puesta en marcha el Arca del Agua de Guadalupe, la instalación de abastecimiento de agua más antigua del país que se conserva en servicio.

Por último, abordamos una de las preguntas a las que se dirige la investigación del grupo Análisis Económico Aplicado: ¿Cuánto estamos dispuestos a pagar los ciudadanos por la mejora de nuestros recursos hídricos? El estudio tiene como objetivo dar un valor económico a los beneficios ambientales que la población percibe como consecuencia de la aplicación de una determinada norma de carácter medio ambiental. Los resultados reflejan que el ciudadano estaría dispuesto a pagar entre 4,5 € y 6,5€ por mes y familia en la factura para mejorar la calidad del agua.