UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

En un acto que ha tenido lugar en Bizkaia Aretoa, la Universidad del País Vasco ha hecho entrega de su Medalla de Oro a la Diputación Foral de Bizkaia. El , , ha impuesto en esta ocasión el más importante galardón institucional de la UPV/EHU a la institución foral, en la persona de su diputado general, José Luis Bilbao.

La Medalla de la Universidad del País Vasco es un galardón instituido por acuerdo de la Junta de Gobierno el 21 de abril de 1983, un galardón que a lo largo de estos treinta años han recibido distintas instituciones y personalidades. El objetivo fundacional de la distinción era “haber prestado servicios extraordinarios a la universidad o haberse destacado en el cultivo de las ciencias, las letras o las artes”, pudiéndose otorgar en las modalidades de oro o plata.

En esta ocasión, la Junta del Campus de Bizkaia propuso por unanimidad, en su sesión del 12 de diciembre de 2011, elevar esta propuesta de acuerdo al Consejo de Gobierno de la universidad, que la aprobó el 22 de diciembre de ese mismo año.

En la resolución de concesión de la medalla, la universidad reconocía “el gran apoyo prestado al Campus de Bizkaia en particular, y a la UPV/EHU en general, en los múltiples aspectos de la vida universitaria, que la convierten en una colaboradora de excelencia cuyos servicios extraordinarios merecen ser reconocidos con tal distinción.”

En estos momentos, la Diputación Foral de Bizkaia financia con más de 46 millones de euros la construcción de las nuevas sedes de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial y de la Escuela universitaria de Ingeniería Técnica de Minas y de Obras Públicas, así como la Escuela de Magisterio, que ya ha sido inaugurada. También ha cedido, por espacio de cincuenta años, la titularidad de sus derechos sobre la antigua Feria de Muestras de Bilbao, para posibilitar la construcción de las dos primeras escuelas mencionadas.

En cuanto a otras actuaciones, la Diputación Foral de Bizkaia aportó dos millones para la creación del Arboretum del Área de Leioa-Erandio del Campus, cuya gestión medioambiental y mantenimiento realiza conjuntamente con la universidad; también ha aportado siete millones para el acondicionamiento y equipamiento de la Estación Marina de Plentzia; y apoya diversas cátedras universitarias, entre ellas, las de Empresa Familiar, Cultura Científica, Unesco e Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano.

Otras acciones muy importantes de la universidad en las que la Diputación Foral de Bizkaia proporciona su apoyo institucional y económico son el Parque Científico del Campus de Bizkaia, el proyecto Euskampus, los viveros de empresas del campus, y diversas aulas formativas y de investigación en centros como la Escuela Técnica Superior de Ingeniería.

Por último, la Diputación Foral de Bizkaia también colabora en el desarrollo de diversos másteres, en los Cursos Bizbak (BIzkaia Bilbao Arte eta Kultura) y en la colección editorial de divulgación científica en euskera ZIO-Zientzia Irakurle Ororentzat.

Como ha expresado el rector, Iñaki Goirizelaia, en el acto de concesión de la medalla: “Bizkaiko Foru Aldundiari eman diogun Urrezko Dominak gurekin izan duen lankidetza sakonaren erakusgarri izan nahi du; izan ere, gure alboan jardun baitu, UPV/EHUren Bizkaiko Campusaren garapen akademiko hobea eta erakargarriagoa lortzeko”. Y, más adelante ha señalado: “la Diputación Foral de Bizkaia tiene una historia de colaboración con nuestra universidad que se remonta prácticamente a nuestro nacimiento. Sin embargo, es durante estos últimos años cuando se ha incrementado notablemente. El acto de hoy es un reconocimiento a esa apuesta que, como decía al principio, se convierte estratégica: estratégica por asumir una visión a largo plazo, y estratégica porque la inversión en educación siempre lo es”.

Una veintena de medallas de oro

El 20 de mayo de 1985, en el Museo de San Telmo de San Sebastián, el escultor Eduardo Chillida recibió la medalla de Oro de la Universidad del País Vasco de manos del rector Gregorio Monreal. La institución reconoció de esta manera la participación del escultor en la campaña a favor de la universidad vasca y la confección con carácter gratuito del escudo universitario. Desde entonces, una veintena de personas e instituciones ha recogido la medalla. En la actualidad, esta distinción se rige por un reglamento de 2006, que mantiene la filosofía inicial de su creación.

Entre las personas que la han recibido se encuentran representantes del mundo de la cultura (Benito Lertxundi, Mikel Laboa, los hermanos Artze Aguirre y el Coro de la UPV/EHU), personas que impulsaron la creación y consolidación de la universidad (Ignacio Ma Barriola Irigoyen, Francisco Yarza Sanz, Manuel Agud Querol, Juan Echevarria Gangoiti, Justo Mañas Diaz, Juan Manuel Gandarias, y Juan José Goiriena de Gandarias), investigadores (James Dewey Watson y Pedro Miguel Etxenike), instituciones (Diputación Foral de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y la Universidad de Valladolid) y el ex consejero de Educación, José Ramón Recalde.

La medalla que la Universidad otorga es redonda, de cuatro centímetros de diámetro, con una anilla o eslabón en la parte superior. Cuando se otorga por méritos académicos pende de una cinta del color de la titulación correspondiente, mientras que, en el resto de los casos, el color es verde. En el anverso aparece el sello universitario y su leyenda, dentro de una orla de hojas de roble. En el reverso, en la parte superior central aparece el número de la medalla en cifras romanas y en la parte inferior central, el nombre de la persona o entidad a la que se otorga.