UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La graduada de la Universidad de Navarra Amaia Lujambio publica un artículo en la , donde desvela el papel de los microRNAs

Amaia Lujambio, graduada en Biología por la Universidad de Navarra e del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (Nueva York, EE.UU.), ha publicado un artículo de revisión en una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, Nature. En él desvela el papel de los microRNAs, genes que no dan lugar a proteínas pero regulan la función de muchos otros genes.

Según desvela la investigadora navarra en el artículo “El microcosmos del ”, estos RNAs de tamaño diminuto resultan fundamentales en cualquier proceso fisiológico y patológico, incluido el , “ya que en esta enfermedad la expresión de los genes convencionales y de los microRNAs se encuentra alterada, como se ha observado en estudios con ratones y en muestras de pacientes”.

“Esta expresión aberrante (errónea) de los microRNAs”, continúa la especialista, “se puede utilizar como nueva diana terapéutica para adelantar el diagnóstico o ser más precisos en el pronóstico de la enfermedad”. Además, asegura que el papel de los microNRAs iría más allá: “Debido a su pequeño tamaño -las proteínas son grandes y no pueden entrar en la célula-, se podrían utilizar en terapias contra el cáncer”.

En este sentido, recuerda que el cáncer no es una sola enfermedad sino un conjunto de dolencias.

“Prácticamente cada tipo de célula puede dar lugar a un cáncer diferente. A lo que se suman las diferentes mutaciones y alteraciones, que multiplican las posibilidades. Por eso el abordaje de la enfermedad se encaminará a identificar qué alteraciones presentan las células tumorales de un determinado individuo. Es decir, al estudio personalizado del cáncer”.

Este camino resultaba inviable hace algunos años, ya que era largo y tedioso. Sin embargo, ahora los avances tecnológicos permiten analizar el genoma de un individuo de forma rápida y barata: “Esto significa que se pueden conocer las mutaciones de un tumor y seleccionar la terapia más adecuada, así como analizar los mecanismos de resistencia y anticiparlos. De hecho, en EE. UU. ya se practica el estudio personalizado con algunos pacientes, aunque no de manera generalizada”.

De Goizueta a Nueva York

Tras estudiar Biología en la Universidad de Navarra -donde obtuvo el premio extraordinario fin de carrera y el segundo Premio Nacional de Licenciatura- Amaia Lujambio, natural de Goizueta, realizó el doctorado en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), con Manel Esteller. Posteriormente está realizando el posdoctorado en EE. UU, con Scott Lowe, uno de los mayores expertos mundiales en genética del cáncer, primero en Cold Spring Harbor Laboratory y recientemente en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, ambos en Nueva York.

A sus 30 años la investigadora reconoce que la crisis económica no ha afectado igual a EE. UU.: “Tanto el Gobierno como la sociedad americanas saben que si ahora reducen la inversión en ciencia, pueden perder su liderazgo, y que esto tendría graves consecuencias para su economía a medio plazo. Además, su sistema de financiación de ciencia incluye al Gobierno pero también a compañías privadas y donaciones individuales. La sociedad se mueve para conseguir financiación, en especial para la investigación en cáncer. En el caso de España, no invertir en ciencia puede hacer que nos quedemos completamente descolgados”, concluye.