UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Se organiza en el marco de la Campaña Mundial por la educación temprana de calidad

MAÑANA VIERNES, 27 de abril, a partir de las 9.00 horas, en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la UPV/EHU (avenida de Tolosa, 70. San Sebastián), el Grupo de Estudios Históricos y Comparados-Garaian y la Unidad de Formación e Investigación ‘Educación, Cultura y Sociedad’, ambos pertenecientes a la UPV/EHU, con la colaboración de UNICEF, Ayuntamiento de San Sebastián y Alboan, organizan, en el marco de la Semana de Acción Mundial por la Educación, las ‘Jornadas por el derecho a la educación’, que cumplen este año su séptima edición.

Programa de las jornadas:

9.00 horas: Presentación de las Jornadas

9.15 horas: Conferencia: Presentación de la Campaña Mundial por la Educación a cargo de Nora Ziarsolo, miembro de Alboan.

10.15 horas: Conferencia: ‘Jatorrizko Herrien Hezkuntza Eskubidea’, impartida por Asier Lauzurika del Grupo de Investigación Garaian de la UPV/EHU.

11.45 horas: Conferencia: ‘La Educación y Atención de la Primera Infancia desde un prisma internacional’ de la mano de Ana Ancheta de la Universitat de Valencia.

12.45 horas: Proyección de la película ‘Hijas de Belén’ de Javier Corcuera. Presenta el film Nagore Gorostiza de UNICEF País Vasco.

“Desde la perspectiva histórica, el reconocimiento del derecho a la educación corre el mismo camino que el reconocimiento de los derechos humanos. El logro de estos últimos derechos ha supuesto implícitamente el derecho a la educación, de forma que en las constituciones y leyes básicas de la mayoría de países queda plasmado el reconocimiento de la educación como un derecho básico de los ciudadanos. Los tratados internacionales no han soslayado la importancia de esta necesidad básica, tanto para la formación de la personalidad, como para el ejercicio de las libertades en las sociedades democráticas. Como tantas veces se ha dicho, el derecho a la educación es la llave que nos permite el acceso y el disfrute de todos los derechos y libertades”, afirma Luis Mª Naya, profesor del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la UPV/EHU y coorganizador del evento.

“En un mundo globalizado, como el que estamos viviendo, la expansión de este derecho es una necesidad ineludible y que reclama la máxima atención de todos los poderes, sean locales, nacionales o internacionales. Junto a los planteamientos de hace unas décadas sobre educación para todos, se insiste también en que sea una educación de calidad. En estos momentos de crisis y recortes se hace, si cabe, todavía más necesario recordar que la educación no es un gasto. Por lo tanto, cuando nos referimos al derecho a la educación, hay que hacer notar dos aspectos fundamentales, uno cuantitativo: una plaza escolar para cada niño y niña, sin discriminación, y para todo el mundo; y otro, cualitativo: una enseñanza de calidad donde además de la formación necesaria, la educación este basada en derecho humanos, respetando las características propias y diversas de los niños y niñas. En este sentido, es posible que muchos países cumplan con el primer requisito cuantitativo, pero ya resulta más difícil conseguir los elementos cualitativos que supone una educación basada en el reconocimiento de la diversidad de niños y niñas que pueblan nuestras aulas”, continúa Paulí Dávila, profesor del Departamento de Teoría e Historia de la Educación de la UPV/EHU y codirector de las Jornadas.

En la actualidad en el mundo alrededor de 113 millones de niños y niñas, principalmente niñas, no asisten a la escuela y cerca de 771 millones de adultos son analfabetos totales, siendo un número muy superior, los adultos analfabetos funcionales. “Y, por ejemplo, 89 países del mundo cobran diversas tasas por el acceso a la educación primaria lo cual supone un obstáculo, en muchos casos infranqueable, para la efectividad del derecho a la escolarización. Muchos podrán pensar que la crisis impide alcanzar estos objetivos, según los datos de la UNESCO (2011), con lo que el mundo destina a gastos militares en seis días sería suficiente para cerrar la brecha de financiación de la Educación Para Todos en el mundo”, subraya Luis Mª Naya.

Este año la campaña mundial por la educación se centra en defender el derecho a la educación temprana, la etapa que comprende de los 0 a los 6 años de edad. “Los niños y niñas de esta edad son sujetos de derechos, entre ellos, el derecho a la educación, que deben ser garantizados y respetados por los poderes públicos y por la sociedad.” Bajo el lema ‘Con derechos desde el principio. Por una educación temprana de calidad’, esta campaña mundial tiene como objetivo reivindicar la importancia de la Atención y Educación a la Primera Infancia (AEPI). “En los últimos años, se ha avanzado en la escolarización Primaria en muchos países. No ha sucedido lo mismo con la Atención y Educación a la Primera Infancia, una etapa fundamental para los niños y niñas y, por ende, para sus comunidades y sus naciones. En el año 2000, 189 países se comprometieron a lograr en 2015 los Objetivos de Dakar, entre ellos: extender y mejorar la atención y educación integrales de la primera infancia, especialmente de las niñas y los niños más vulnerables y desfavorecidos”, menciona el profesor Dávila.

Más información sobre la Semana de Acción Mundial por la Educación:

http://www.cme-espana.org/

http://www.unesco.org/new/es/education/themes/leading-the-international-agenda/education-for-all/advocacy/global-action-week/