Muestra de uranio

Muestra de uranio

El grupo minero australiano Berkeley ha decidido interponer una demanda de contra la compañía española Enusa. Lo ha hecho ante la Corte Internacional de Comercio (ICC) con sede en París y le reclama 200 millones de dólares (unos 150 millones de euros al cambio actual) en concepto de daños y perjuicios.

El conflicto tiene su origen en la explotación de yacimientos de Uranio en la provincia de Salamanca. Enusa se ha negado a fundar una sociedad con Berkeley para acometer el proyecto; una negativa que, según la australiana, vulnera los términos contractuales acordados por ambas en 2009.

“Newcom”, el nombre del consorcio, se debería haber formado el pasado 29 de febrero. Berkeley controlaría un 90%, mientras que el 10% restante estaría en manos de Enusa.

Por su parte, la empresa española rechaza la propuesta de Berkeley por valorarlo genérica e incompleta.

Brendan James, consejero delegado de Berkeley, ha afirmado “Los retrasos en la puesta en marcha del proyecto han sido frustrantes y no pueden continuar indefinidamente. El no es la mejor solución para Berkeley ni para la comarca de Ciudad Rodrigo, pero nos hemos visto obligados a iniciarlo como medio de defender nuestros intereses y los de nuestros accionistas”. No obstante, en una misiva remitida a Enusa, se asegura que se pretende en cualquier caso alcanzar una solución amistosa.

Fuente: Europa Press