UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Los visitantes podrán probar en el Museo de las Ciencias en Granada algunas aplicaciones diseñadas por científicos del Grupo de Investigación de Ingeniería del .

La Universidad de Málaga expone los avances desarrollados por sus científicos en el ámbito del software hasta el próximo 20 de mayo. Bajo el título ‘El software, motor de la innovación y el desarrollo tecnológico’, los investigadores del Grupo de Investigación en Ingeniería del Software (GISUM) abren una nueva ‘’ en el Parque de las Ciencias de Granada. En ella el público podrá experimentar y probar algunas de las principales aplicaciones informáticas que han desarrollado en áreas tan diversas como el control de una central nuclear, la localización de horarios y líneas de transportes o la detección de problemas de conectividad en la red, entre otros.

El eje de la Ventana se centra fundamentalmente en la propia experiencia del público con las aplicaciones desarrolladas porque como afirman los responsables del grupo GISUM “el software ni se ve, ni se toca, ni pesa, ni existe como elemento físico. El software solo se puede conocer por sus efectos o resultados e incluso estos, en la mayoría de las ocasiones, no son tampoco fácilmente observables”.

Para ello, los visitantes podrán comprobar cómo se actualizan las señales de entrada y salida gracias a un software diseñado para el control de una central nuclear o probar el servicio NLINEA creado por el grupo para dar información sobre el transporte público a los usuarios de móviles. Este sistema aporta información sobre horarios y rutas de transporte público en función de la ubicación del usuario detectada por GPS. Este software, que se descarga en el móvil de forma gratuita, actualmente está en servicio en el Consorcio de Transportes del Área Metropolitana de Málaga.

Otra de las herramientas que han traído hasta el museo es el TestelDroid. Se trata de un software producido para móviles con el sistema operativo Android, que permite detectar los problemas de conectividad, al tiempo que ofrece información para mejorar el funcionamiento de otras muchas aplicaciones. Es un instrumento de gran utilidad principalmente para las empresas de telefonía móvil que pueden usar esta aplicación para detectar si los problemas de conectividad se deben a su red o al terminal del usuario.

‘Vídeo VANETS: Redes inalámbricas optimizadas entre vehículos’ es el nombre de otro de los proyectos que presentan. En este caso lo que exponen es un conjunto de aplicaciones en las que están trabajando actualmente y que persiguen desde mejorar las redes inalámbricas entre vehículos, hasta conectarlos con mobiliario urbano como semáforos, balizas wifi. En definitiva, se trata de la creación de nuevos softwares con utilidades finales para el conductor y los viajeros.

Además de las demostraciones, la importancia del software como motor de la innovación y el desarrollo tecnológico se expone a través de paneles, fotografías y algunos componentes cedidos para esta muestra por el Museo Histórico de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga.

A la inauguración de la Ventana han asistido Antonio Argüelles, delegado Economía, Innovación y Ciencia; Mª Dolores Suárez, vicerrectora de Política Científica e Investigación; Francisco Ledesma, concejal delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Granada; , vicerrectora de Investigación de la Universidad de Málaga, José María Troya, director científico de la Ventana, y Ernesto Páramo, director del Parque de las Ciencias.

La ‘Ventana a la ciencia’ está diseñada como un espacio transparente abierto a la actualidad de la ciencia y la tecnología en Andalucía. En ella, grupos de investigación de las nueve universidades andaluzas han mostrado las líneas de investigación e innovación en las que trabajan y han acercado su actividad a la sociedad para fomentar vocaciones científicas.

El proyecto está financiado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia y desarrollado en colaboración con las nueve universidades andaluzas, que, durante los cursos académicos 2010-2011 y 2011-2012, han abierto sus laboratorios en el museo. La temática de estas ventanas ha sido muy variada y ha abarcado todas las disciplinas científicas desde la nanoquímica o la historia hasta la robótica o la apicultura.