UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

El representa una oportunidad para conocer los secretos del patrimonio geológico de Álava

El Geolodía 12 en Álava que se celebra el domingo, 6 de mayo, recibe este año el nombre ‘Mares, lagos y ríos de Álava. El origen de la estructura geológica de la Cuenca Vasca’ Esta cita anual con la geología pretende en esta edición explicar, enseñando sobre el terreno, a todos sus asistentes los numerosos materiales y estructuras geológicas que conforman el substrato de la provincia alavesa, y que al mismo tiempo permiten explicar cómo se han desarrollado en el tiempo geológico.

Este día dedicado a la geología, supone una oportunidad para que expertos en esta materia puedan acercar a la sociedad alguno de los secretos y misterios que esconde el subsuelo de Álava. Para conseguirlo, los participantes en la jornada, contarán con la ayuda del geólogo de la UPV/EHU, Luis Eguiluz, que les acompañará en este pequeño viaje por el territorio alavés, que, con pequeñas modificaciones, comparte una evolución similar a la de buena parte de la costa cantábrica, una zona que los geólogos denominan Cuenca Vasco Cantábrica.

La cita con la geología de 2012 explicará cómo y cuándo se han idos sucediendo las transformaciones, tanto en superficie como en el subsuelo, de las diferentes zonas que están previstas en la visita, en especial las que en algún momento de su historia han estado bajo aguas de mares, ríos o lagos.

Recorrido del Geolodía 12

El Geolodía 12 realizará un recorrido que, partiendo de Vitoria, atravesará todo el sur de la provincia hasta terminar en la Rioja Alavesa. A lo largo del recorrido están planteadas diversas paradas como la de Portilla, Ocio, Peñacerrada o Laguardia para ampliar información sobre el subsuelo de dichos lugares. El itinerario ha sido diseñado por Luis Eguiluz, Luis Miguel Martínez, Fernando Sarrionandía, Iosu Junguitu y Pedro Lobo, los tres primeros pertenecientes al Departamento de Geodinámica de la UPV/EHU y los dos restantes al Servicio de Cartografía de la UPV/EHU.

Saliendo de Vitoria hacia el Sur, al comenzar la ascensión del puerto de Zaldiaran, aparecen materiales del Cretácico superior, constituidos por una alternancia de piedras calizas nodulosas y margas ricas en fósiles, especialmente erizos y esponjas, formadas en un medio marino poco profundo.

Ya en lo alto del puerto, comienzan a surgir niveles de calcarenitas y arenas típicas de un medio litoral próximo a una playa, indicativas de la instauración de un régimen regresivo. En este alto, si se hace una observación hacia el Oeste, en el Cerro de Castillo Viejo, destaca un potente nivel de conglomerados o rocas sedimentarias que se han formado por la consolidación de cantos y guijarros.

A lo largo del descenso del puerto y hasta llegar a Treviño, por encima de los conglomerados comienzan a aparecer estratos de rocas limo-arenosas hasta que, finalmente, en el cerro del Castillo y los Llanos de Cucho, se puede localizar el eje o núcleo del sinclinal de Treviño. Este término se conoce en geología a la parte cóncava de un pliegue de la corteza terrestre debido a las fuerzas de compresión de un movimiento orogénico, cuyos estratos convergen hacia abajo, es decir en forma de cuenca. Estos materiales limo-arenosos que se encuentran el Cerro del Castillo se formaron en medios lacustres y marinos continentales.

En las proximidades de Ocio, afloran unas rocas calcáreas muy porosas, denominadas tobas calcáreas, que se formaron en épocas recientes (unos cuantos miles de años), en medios claramente continentales y asociados a los cursos de los ríos Inglares y Ayuda. Estos depósitos presentan discontinuidad entre las capas de sedimentos situadas inmediatamente debajo. A este fenómeno se le conoce en geología como discordancia.

Laguardia pudo aprovecharse para su asentamiento de unos estratos horizontales de areniscas, esta configuración geológica facilitó además su fortificación. Estas capas horizontales combinadas con la diferente dureza de las rocas y la persistente dirección de los vientos locales propició la aparición de formas erosivas circulares o elongadas cerradas, y la formación de pequeñas lagunas naturales. En las inmediaciones de Laguardia destacan cuatro de estas lagunas: El Prado, Carralogroño, Carravalseca y Palomedo.

La última de las paradas de la jornada está prevista que se realice en el Dolmen del Sotillo, lugar en donde pueden deducirse las fases de construcción de un dolmen. Por otro lado, y ya en época moderna, las investigaciones que se han centrado en explicar las causas que produjeron el colapso de esos monumentos neolíticos en la Rioja Alavesa se dieron cuenta que esos panteones son unos excelentes sismógrafos. De esta forma, se ha podido averiguar que hacia el año 2.700 antes de Cristo, posiblemente asociado a la actividad de la Falla de Pamplona, se produjo un terremoto que colapsó los megalitos de la zona.

Importancia de la celebración de los Geolodías

Los Geolodías pretenden acercar a la sociedad tanto la Geología como la profesión del geólogo. Consisten en una excursión de campo guiada por geólogos, totalmente gratuita y abierta a todo tipo de público. Se realiza en lugares interesantes por su entorno geológico, y se proporciona una información rigurosa a nivel divulgativo. Permite ver estos lugares con “ojos geológicos”, y vislumbrar algunos aspectos de como funciona la Tierra sobre la que vivimos y de cuyos recursos naturales dependemos totalmente. Es también una manera de sensibilizar a la población sobre la importancia y necesidad de proteger nuestro patrimonio geológico.