UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

A la vista del Decreto 66/2012, por el que se fijan los precios públicos por estudios universitarios para el curso 2012/13, publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del viernes 6 de julio de 2012, y de los nuevos recortes de financiación comunicados este mes a las universidades públicas de Madrid, la Conferencia de Rectores de las Universidades de Madrid () manifiesta:

1. Su desacuerdo con los incrementos de que no vayan acompañados por el aumento de becas, en un contexto económico tan adverso como el actual;

2. La necesidad de preservar una universidad pública de calidad como medio para favorecer la salida de la crisis, lo que es contradictorio con los nuevos recortes a la financiación de las universidades de Madrid, que afectarán inexorablemente a las condiciones de empleo, tanto en profesorado como en personal de administración y servicios.

De acuerdo con la Ley, la competencia para la fijación de los precios públicos de las enseñanzas universitarias oficiales corresponde a la Comunidad de Madrid, por lo que entendemos que los precios establecidos en los Anexos del Decreto citado son los que establece la Comunidad de Madrid para el curso 2012/13. Estos incrementos no supondrán mayores recursos para las universidades, pues las cantidades correspondientes van a ser descontadas de las transferencias que reciben de la Comunidad de Madrid.

Siendo conscientes de las dificultades económicas actuales, pedimos a la Comunidad de Madrid un esfuerzo adicional para garantizar la igualdad y la equidad, mediante una mejora en el sistema actual de becas y ayudas de la Comunidad de Madrid para apoyar a los estudiantes con menos recursos económicos.
Las universidades públicas de Madrid manifiestan su defensa del servicio público de la educación superior y la necesidad de priorizar las inversiones en educación e investigación como medio para la salida de la crisis y para la construcción de una sociedad más justa, más solidaria y más próspera.
Madrid, 10 de julio de 2012