UNIVERSITAT JAUME I

El Consejo General de la Xarxa Vives d’Universitats, formada por 21 universidades de Cataluña, País Valencià, Islas Baleares, Cataluña Norte, Andorra y Cerdeña, quiere hacer las siguientes consideraciones:

Constatamos que durante los últimos años, el catalán sufre una ola de agresiones desde los ámbitos político y judicial, que ha alterado el marco de convivencia entre lenguas en todos los territorios de habla catalana. A la modificación de la Ley de Función Pública por parte del Gobierno balear, el cierre de las emisiones de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals en el País Valencià o el proyecto de Ley de Lenguas del Gobierno de Aragón, que define la lengua como «aragonés meridional» se ha unido la reciente sentencia del Tribunal Supremo que establece que el castellano debo ser lengua vehicular en la enseñanza en Cataluña, una alteración grave de un modelo de convivencia consolidado y reconocido a nivel internacional.

Este conjunto de acciones por parte de diferentes administraciones públicas supone un evidente debilitamiento del marco legal de protección de la lengua catalana y, al mismo tiempo, un incumplimiento de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, además de hacer patente una voluntad política contraria a los derechos de los catalanohablantes.

Ante esta situación, que supone un grave perjuicio a la lengua propia de los territorios de habla catalana, los rectores y las rectoras de las universidades de la Xarxa Vives reiteramos el compromiso con la lengua catalana e instamos a las instituciones aludidas a escuchar y atender las evidencias científicas, que no se deben negar por tacticismos políticos que solo conducen a debates estériles.