UNIVERSIDAD DE LEÓN

La Universidad de León fue la primera de España que puso en marcha la figura del Defensor de la Comunidad Universitaria.

Todos los que forman parte de la Universidad de León, (alumnos, profesores y personal de administración y servicios), disponen aún de tiempo suficiente para presentar su candidatura al puesto de Defensor de la Comunidad Universitaria, ya que el plazo permanecerá abierto hasta las 14:00 horas del próximo viernes 13 de julio.

Se trata de una figura que actúa como receptor de las quejas contra el funcionamiento institucional, y también como mediador y conciliador de los desacuerdos y enfrentamientos que se puedan producir entre los diferentes sectores de dicha comunidad. Es un cargo de carácter honorífico, que se renueva cada dos años en el transcurso de una sesión del claustro universitario, que ahora está programado para el mes de septiembre.

En la actualidad el puesto es ocupado por la profesora , que sustituyó en enero de 2010 a la alumna María Giganto, y que es la octava persona que desempeña dicha responsabilidad desde que el 12 de febrero de 1987 fuera Juan Mª García Campal quien tuvo el honor de inaugurar la trayectoria, con la puesta en funcionamiento, de forma pionera en España, de la oficina del Defensor de la Comunidad Universitaria de la ULE.

La relación completa de defensores “leoneses” es la siguiente: Juan Mª García Campal, José C. Pena Álvarez, Santiago Asenjo Rodríguez, Cristina Santos Lobato, Alicia Ester Serantes Gómez, Pablo Gutiérrez Rodríguez, María Giganto Pastor y la actual, Marta Elena Alonso de la Varga.

MEMORIA DE ACTUACIONES

Entre las obligaciones del cargo figura la presentación de una memoria de las actuaciones llevadas a cabo desde el departamento, en la que se recogen las consultas, mediaciones y resolución de quejas. En el caso de la gestión de la anterior defensora, Maria Giganto Pastor, las cifras ofrecieron, en un periodo de 23 meses, la atención de 17 casos de mediación y 37 quejas relacionadas con temas muy diversos, desde desacuerdos por exámenes, conflictos entre alumnos, o carencias observadas en los servicios prestados por la universidad (horarios de apertura de bibliotecas, iluminación en el campus, ectéra).

Finalmente es interesante destacar que la Universidad de León además de ser la primera que implantó esta figura, fue también la que se hizo cargo, en enero de 2009, de la organización del Primer Encuentro Estatal entre Defensores Universitarios y Representantes de Estudiantes.
Información:

Web defensores universidades españolas: http://defensores.uji.es/default.php