UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El prehistoriador y profesor de la UC, Manuel R. González Morales, que dirige y participa en el curso de verano “ y nuevas tecnologías”, ha impartido en Ramales una conferencia abierta al público sobre logros y futuro de la investigación en arte

El prehistoriador y profesor de la Universidad de Cantabria (UC) Manuel R. González Morales cree que la tendencia en el estudio del arte rupestre es la combinación de diferentes técnicas, pues según ha explicado hoy en Ramales de la Victoria “cada una de ellas da respuesta a diferentes partes del problema”. González Morales dirige y participa en el curso de verano de la UC “Arte rupestre y nuevas tecnologías” y, además, ha impartido esta tarde una conferencia abierta sobre “Un siglo de investigación del Arte Paleolítico: logros y futuro”.

Técnicas de base fotográfica, de imagen láser, de luz estructurada, son algunos de los procedimientos que permiten conocer y reproducir el arte de las cuevas, incluso descubrir la composición de las pinturas. “Hoy en día son técnicas no destructivas o mínimamente destructivas”, ha asegurado el profesor, consciente de la importancia de conservación de las cavidades.

Manuel R. González Morales, profesor de de la UC, dirige la sede de Cursos de Verano de Ramales de la Victoria desde sus comienzos hace seis años y en esta edición dirige y participa en el curso “Arte rupestre y nuevas tecnologías”. Durante estas jornadas los alumnos contarán con la presencia de expertos de distintas ramas, desde la física, la Historia o la topografía y distintos ámbitos, como la Universidad o la empresa privada.

“A veces un curso de verano permite estudiar aspectos que no encajan en un curso académico normal”, ha señalado el prehistoriador, a propósito del amplio abanico de expertos que visitan Ramales esta semana.

En la combinación de técnicas, la datación a través de carbono 14 “a pesar de haber sido desplazada, ocupa un lugar importante”, ha asegurado el profesor en torno al debate que existe sobre qué procedimiento es más adecuado para el acotamiento de fechas.

“Debido a los grandes problemas de contaminación de las muestras con carbono 14 se han buscado otras técnicas”, ha explicado González Morales, que no fechan directamente las obras sino que datan elementos anteriores o posteriores para conocer así la edad relativa de las pinturas. Actualmente se combina el carbono 14 con técnicas de termoluminiscencia o series de uranio para encontrar “una datación más adecuada”.

Logros y futuro

“El futuro no sabemos cuál es”, ha asegurado el prehistoriador, que ha planteado esta tarde las últimas novedades en el estudio del arte prehistórico en una conferencia abierta al público, con el título “Un siglo de investigación del Arte Paleolítico: logros y futuro”, en la Biblioteca Juan Zorrilla San Martín en Ramales de la Victoria. Manuel R. González Morales ha explicado el procedimiento de las dataciones absolutas, “qué nos dicen y qué no nos dicen”, porque según ha aclarado, “una cosa es el resultado técnico y otra la interpretación que se haga de él”.