UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

de la UPV/EHU publican un artículo en la ‘Trends in Biotechnology’ con los últimos avances en cultivos tridimensionales en

En la actualidad, las investigaciones con células madre se centran en trabajar con cultivos tridimensionales que reproducen las condiciones fisiológicas a las que las células se encuentran sometidas en el tejido vivo. Gracias a los importantes avances en el campo de los biomateriales y en las técnicas de micro- y nano-fabricación, es posible diseñar hoy en día modelos tridimensionales que reproduzcan el nicho natural de las células, y además controlen su comportamiento. Por ejemplo, a partir de una misma célula madre se pueden obtener tejidos tan diversos como son la grasa y el hueso, tan solo modificando la rigidez y elasticidad de las matrices donde se cultivan.

El doctorando Edorta Santos y los doctores Rosa María Hernandez, y , pertenecientes al grupo de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), han publicado un artículo de revisión en la revista Trends in Biotechnology que supone un detallado estado del arte del desarrollo llevado a cabo en los últimos años en lo referente a la sofisticación de los sistemas tridimensionales y el conocimiento adquirido a través de ellos sobre la interacción de la célula y su entorno. Trends in Biotechnology es según el ISI una de las publicaciones más importantes en el campo de la Biotecnología con un factor de impacto de 9.148. El artículo publicado por los investigadores de la UPV/EHU en el mes de junio lleva el nombre de ‘Novel advances in the design of three-dimensional bio-scaffolds to control cell fate: translation from 2D to 3D’ (Nuevos avances en el diseño de modelos tridimensionales para el control del comportamiento celular: traslación de los modelos 2D a 3D) y reúne los avances más significativos en esta área que con seguridad será uno de los pilares esenciales en la evolución de la medicina regenerativa y la ingeniería de tejidos durante las próximas décadas.

La creación de órganos y tejidos en el laboratorio, lo que se conoce como órganos bioartificiales, puede suplir en el futuro la carencia actual de donantes. Sin embargo, para entender y controlar los procesos que guían la diferenciación de las células madre hacia la creación de nuevos tejidos, es fundamental recrear y mimetizar el entorno natural en el que desarrollan su actividad

Conocer la interacción de la célula con su entorno permitirá a los científicos controlar el destino de las células y con ello hacer posible la fabricación de tejidos y medicamentos vivos que representen esperanzas terapéuticas para problemas médicos todavía no resueltos y permitirán en un futuro, por ejemplo, remplazar la secreción de insulina del páncreas o la revascularización de una zona infartada mediante tratamientos mínimamente invasivos.