UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Pascual Sánchez, neurólogo de la Unidad de del Hospital Valdecilla, ha participado en el monográfico “Alteraciones de la comunicación: un enfoque multidisciplinar” en el programa de en Torrelavega

El doctor en medicina y neurólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Pascual Sánchez, ha asegurado en Torrelavega que la neurología “está ayudando mucho” a conocer el funcionamiento del lenguaje en el , gracias al estudio de casos clínicos y las descripciones de pacientes.

“Somos capaces de explorar las vías del cerebro para entender cómo funciona el lenguaje”, ha afirmado el ponente, que participa en el curso de verano de la Universidad de Cantabria “Alteraciones de la comunicación: un enfoque multidisciplinar” aportando el enfoque neurológico junto a la neuropsicóloga Marta Pozueta, que también interviene en las jornadas.

La investigación neurológica en las alteraciones del lenguaje, según ha explicado Pascual Sánchez, “ha avanzado mucho aunque esto no ha redundado en un beneficio clínico” debido -ha añadido- a la brecha que existe entre el conocimiento de la ciencia y su aplicabilidad en el paciente.

El modelo clínico que se utiliza actualmente en medicina y logopedia es un modelo del siglo XVIII que, aunque sirve para categorizar el problema del paciente, contiene “muchos fudamentos erróneos”, en opinión del neurólogo.

“Estamos experimentando un cambio de paradigma porque se están encontrando nuevos circuitos”, ha explicado el neurólogo consciente de que hay que buscar otro modelo clínico que sirva para diagnosticar día a día a los pacientes “con mayor fundamento”.

Diagnóstico “cuanto antes”

En la Unidad de Deterioro Cognitivo de Valdecilla, en la que trabajan Pascual Sánchez y la neuropsicóloga Marta Pozueta junto a otros neurólogos, atienden a pacientes con problemas de demencia, memoria y lenguaje.

“Lo primero es diagnosticar al paciente cuanto antes” con el objetivo de que tanto este como sus familiares dispongan de la información necesaria para “saber cómo actuar”. Y es que, según ha manifestado el neurólogo, “antes se les diagnosticaba tarde” o se atribuía el problema a “cosas de la edad”.

La Unidad de Deterioro Congnitivo es una iniciativa que se pone en marcha en 2009 y actualmente tiene un carácter provisional. “Cuesta empezar nuevos proyectos en época de crisis pero hemos tenido muy buena acogida entre pacientes y familiares”, ha asegurado Pascual Sánchez.