UNIVERSITAT JAUME I

La Universitat Jaume I propone luchar contra los incendios forestales y restaurar las zonas quemadas mediante un gran pacto social entre todos los agentes implicados en la conservación del de la Comunidad Valenciana que conduzca a desarrollar una política de gestión forestal sostenible.

La UJI promulga en sus Estatutos la defensa del y del patrimonio natural y cultural del territorio donde se ubica, así como su voluntad de contribuir al desarrollo socioeconómico de las comarcas de Castelló asumiendo un papel activo de dinamización social.

La UJI lamenta profundamente la catástrofe ambiental de los incendios forestales que el último mes han quemado borde de 50.000 hectáreas de bosques y matorrales en la Comunidad Valenciana, con la consecuente pérdida de las funciones productivas, ambientales y recreativas de esta biomasa y los perjuicios económicos, sociales, ambientales de sus impactos negativos, como el climático, las emisiones adicionales de CO2 de los incendios y sobre todo, el daño provocado al desarrollo integral de nuestras comarcas del interior.

Tal como dice el manifiesto aprobado recientemente por la Universitat de València, este patrimonio de bosques y matorrales, además de constituir un recurso económico endógeno, tiene un valor ecológico y paisajístico que configura la identidad del pueblo valenciano, siendo su preservación una responsabilidad colectiva y, especialmente, de las administraciones públicas.

La Universitat Jaume I, desde el ámbito de la investigación científica, y como institución comprometida con su entorno, se ofrece a colaborar con las administraciones públicas valencianas y con las empresas y organizaciones que estén sensibilizadas con su entorno ofreciéndolos asesoramiento técnico para contribuir a la recuperación del territorio.

La Universitat se declara defensora de la gestión forestal sostenible y de la regeneración natural del bosque. Aun así, si se considera necesaria una regeneración artificial, manifiesta su voluntad de participar en las brigadas de repoblación forestal de las zonas afectadas por los incendios, al igual que lo ha hecho en otras ocasiones el colectivo de su voluntariado medioambiental.

Por último, el Consejo de Dirección, en nombre de toda la comunidad universitaria, quiere expresar su pésame a la familia del piloto muerto en las tareas de extinción de los incendios y manifestar su solidaridad con las familias y municipios que han sufrido daños como consecuencia del fuego.