UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La Universidad Pablo de Olavide cerrará a partir de mañana miércoles y durante el mes de agosto, por tercer año consecutivo, la mayoría de los edificios del campus, siguiendo el Plan de Austeridad y Optimización de Recursos puesto en marcha en 2010. Un año más, la universidad vuelve a optar por la concentración del disfrute del período vacacional de los miembros de la comunidad universitaria en el mes de agosto para que, de este modo, se pueda concentrar la actividad laboral e investigadora en un reducido número de edificios, permaneciendo cerrados los restantes.

Así, los edificios ubicados en el Pasaje de la Ilustración de la UPO se mantendrán cerrados, incluido el edificio del Rectorado. Solamente, y para funciones específicas, estarán abiertos el edificio 6, donde se ubica el Centro de Informática y Comunicaciones; el edificio 7, para prestar los servicios de Infraestructuras y Mantenimiento esenciales; el edificio 9, en el que se ubica la Unidad de Registro, la central de consejería o la gestión de espacios; y el edificio 12, para prestar los servicios de Gestión Económica, Recursos Humanos y Relaciones Internacionales y Cooperación. Los laboratorios de investigación, ubicados en los edificios 20, 21, 22, 44 y 47, también se mantendrán abiertos. El edificio Celestino Mutis se mantendrá abierto sólo para permitir el acceso a los servicios comerciales que mantengan actividad y a la residencia universitaria. Los servicios de cafetería y restauración, en cambio, permanecerán cerrados durante el mes de agosto.

Por su parte, la Biblioteca permanecerá cerrada la primera quincena de agosto y del 16 al 24 de agosto estará abierta en horario de 8.30 a 15 horas, de lunes a viernes. Del 27 de agosto al 14 de septiembre, incluidos los fines de semana, el horario se ampliará de 8.30 a 24 horas. Durante agosto, la atención al usuario y préstamos estará operativa de 9 a 14 horas de lunes a viernes, y fuera de este horario las aulas de informática y salas de trabajo en grupo permanecerán cerradas. A partir del 1 de septiembre, la atención al usuario y préstamos se ampliará de 8:30 a 21 horas de lunes a viernes. Asimismo, la salas de estudios se abrirán en función de la demanda y se habilitarán aulas en el edificio 24 los días que la biblioteca abra y en la Galería los días en los que esté cerrada.