UNIVERSITAT JAUME I

El especialista en educación medioambiental del , Vicent Vicent, ha afirmado que para preservar el “hay que actuar” y que para eso es necesario desarrollar competencias para la acción y la implicación colectiva, en un problema que es de todo el mundo, aunque las encuestas pongan de manifiesto la poca implicación de la ciudadanía en esta cuestión. Vicent ha participado en el curso de verano “Los ecosistemas costeros como recursos educativos y ambientales en el medio rural” que se ha iniciado hoy organizado por Bancaja-Fundación Caja Castelló y la Universitat Jaume I.

Vicent ha enumerado durante su ponencia “Aprovechamiento didáctico y participación ciudadana en la conservación del litoral” una serie de actuaciones didácticas dirigidas no sólo a los escolares sino a toda la ciudadanía que permitirían pasar de la información, sensibilización y capacitación al compromiso ambiental por nuestro entorno, vinculando el sentimiento de arraigo a la responsabilidad ambiental.

El educador ha propuesto al estudiantado y profesionales asistentes al curso un ejercicio práctico que tendrá continuidad el jueves durante la visita al litoral castellonense en el que tenían que plantear por escrito y desde diferentes puntos de vista la problemática actual de esta zona, para después comprobar “in situ” si sus planteamientos eran los correctos y las posibles soluciones. La práctica se enmarcaría dentro de una nueva propuesta que combinaría el aprendizaje y el servicio a la comunidad, con el objetivo de promover la educación por la a través de la participación ciudadana.

GESTIÓN Y CONSERVACIÓN DEL MEDIO LITORAL

Los tres especialistas que han participado en la mesa redonda “Políticas de gestión y conservación del medio litoral y perspectivas de sostenibilidad” han enumerado algunos de los graves problemas medioambientales que afectan al litoral español y han coincidido en la necesidad de actuar conjuntamente para darles solución.

En la primera intervención, el investigador del Centro de Estudios de Derecho Ambiental de Tarragona (CEDAT) y catedrático de la UJI , José Luis Blasco, ha asegurado que “hay una falta de coordinación legislativa en cuanto al litoral”, en referencia a las distintas normativas estatales, autonómicas y locales que se aplican y que “hay que mejorar la coordinación para evitar las contradicciones entre las diferentes políticas publicas”.

Por su parte, el sociólogo Artur Aparici ha mostrado con cifras algunas de las desigualdades que provoca la concentración poblacional, industrial y de servicios de la zona litoral en detrimento de las zonas rurales del interior. Aparici ha iniciado su exposición asegurando que “si el trazado de la autopista hubiera ido más por el interior de la provincia, la distribución demográfica sería distinta al actual”; “las diferencias se convierten en desigualdades” ha comentado y ha lamentado que no hayan políticas compensatorias del desequilibrio territorial, ni políticas de sostenibilidad del territorio del litoral.

Por último, el responsable de conservación de Mares y Costas en WWF José Luis García ha indicado que “el borrador de reforma de la Ley de Costas no aumentará la protección sobre el litoral” porque el estado pierde la “seguridad jurídica” que hasta ahora le otorgaban los tribunales con la aplicación de la Ley de 1988. El profesor de la Universidad Politécnica de Madrid ha explicado que “la lucha por el agua dulce será la gran batalla del futuro” y que “falta colaboración, a través de proyectos locales, para conseguir mejoras a pequeña escala”.