UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El experto intervino en el IX Curso de Actualización del de la Universidad de Navarra, en el que participa un centenar de profesores, catequistas y padres

“El protagonismo de la comunicación de la fe en la opinión pública corresponde principalmente a los laicos”, afirmó hoy en la Universidad de Navarra Jesús Juan Pardo, creador y responsable de la web de recursos catequéticos Arguments. El periodista intervino en el IX (ISCR), en el que participa un centenar de profesores de religión, catequistas y padres de familia.

En ese sentido, alabó las iniciativas que han surgido en los últimos años como Catholics Come Home, New Evangelizers o Catholic Voices: “Son como faros que alumbran y sirven a otros de inspiración para crear nuevos proyectos. Suponen también una pequeña revolución en el modo de comunicar la fe, que poco a poco va ganando cuerpo”.

Jesús Juan Pardo recordó la utilidad de las nuevas tecnologías para el desarrollo de la labor de la Iglesia. “Esta tiene un mensaje que proponer a la gente, y cuando propones algo, implícitamente presupones el diálogo. Ahora mismo, si no hay diálogo, si el mensaje es unilateral, es fácil que el interlocutor lo vea como una imposición, o que se mantenga ajeno o desinteresado. Las nuevas tecnologías ofrecen posibilidades de diálogo e interacción inimaginables hace veinte años”, explicó.

Comunicación de situaciones difíciles en el seno de la Iglesia

Precisamente, recordó la imagen del Papa enviando su primer tuit desde un iPad. “Está claro su interés por estas cuestiones -señaló. De hecho, en su libro Luz del mundo, reconoce que en los últimos años ha habido algunos errores de comunicación por parte de la Iglesia y manifiesta su deseo de mejora en este campo”.

Con respecto a recientes situaciones difíciles en el seno de la Iglesia que han tenido gran repercusión mediática, como los casos de pedofilia entre algunos sacerdotes o el ‘Vatileaks’, Jesús Juan apuntó que “han tenido una dimensión comunicativa complicada”. Con todo, consideró positivo el papel de los medios en estas crisis porque “siempre es positivo a medio y largo plazo, porque te obligan a abordar esos problemas”.
Según puntualizó, de estas experiencias se pueden extraer dos lecciones: “Por un lado, se trata de no ver a los medios como ‘enemigos’, sino ponerse en su lugar y entender mejor su dinámica. Por otro, se puede aprender que la falta de comunicación, antes de solucionar los problemas, los agrava”.