UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La concejala de Economía, Hacienda, Educación y Relaciones con la Universidad del Ayuntamiento de Santander ha señalado en la ceremonia que las relaciones con la UC “pasan por su mejor momento”

Alrededor de 1.200 alumnos matriculados, 300 ponentes y 27 cursos es el balance de la actividad de la sede de Santander en la XXVIII edición de los (UC), cuya clausura ha tenido lugar este mediodía en la Escuela Superior de Náutica, coincidiendo con la finalización de último curso de la programación, dedicado a la empresa familiar y el relevo generacional.

Estos datos los ha aportado la vicerrectora de Cultura, Participación y Difusión de la Universidad de Cantabria, Elena Martín Latorre, que ha manifestado su satisfacción por la ratio alcanzada (44 alumnos por curso) en la sede de Santander y ha emplazado a la (), co-organizadora del último seminario, a participar en la próxima edición y a celebrar conjuntamente el 30º aniversario de los Cursos de Verano, que será en 2014.

Por su parte, la concejala de Economía, Hacienda, Educación y Relaciones con la Universidad del Ayuntamiento de Santander, Ana González Pescador, también presente, ha asegurado que las relaciones del consistorio con la UC “pasan por su mejor momento”, como lo demuestran los múltiples proyectos conjuntos en marcha (Centro Internacional de Ciudades Inteligentes de Santander, Fire Research Center, Agenda 21 y , entre otros), y mostró su voluntad de que “sigan fortaleciéndose”. También ha destacado los vínculos con las empresas familiares, a las que calificó como “motor insustituible del país”, y ha recordado la puesta en marcha del III Plan de Estímulo de la Actividad Económica y el Empleo así como de la Oficina de Asesoramiento y Apoyo a la Empresa Familiar de Santander.

En representación de la Asociación Cántabra de la Empresa Familiar, Paloma Fernández Díez, vocal de su Junta Directiva, ha pedido “unas reglas de juego propicias” para las empresas familiares, que serán “protagonistas de la recuperación económica” si se crea un “marco más desahogado para ellas” en materia fiscal. La empresaria cántabra ha expresado la “enorme preocupación” que reina en el colectivo al que representa por las últimas medidas impositivas anunciadas y “la sobrecarga” que suponen y ha agradecido a los asesores fiscales su labor, ya que “nos ayudáis y compartís nuestras preocupaciones”.

El vicerrector de Relaciones Institucionales y Coordinación de Cantabria Campus Internacional de la UC, Juan Enrique Varona Alabern, se ha referido al curso que se clausuraba también hoy como el “típico ejemplo” de la transferencia de conocimiento de la universidad a la sociedad, “un trasvase” -ha añadido- que es “una de las funciones básicas de la UC”.

También han participado en el acto de clausura Antonio Durán-Sindreu Buxadé, presidente de AEDAF -entidad que lleva organizando junto con la UC un curso de verano anual desde hace 16 años-, así como el secretario general de la organización, el economista cántabro Rodolfo Rodríguez Campos.