UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El ha celebrado esta mañana su primera sesión ordinaria del curso académico 2012-2013, en la que se ha aprobado por unanimidad la adhesión de la institución docente a la (), de la que forman parte un conjunto de Instituciones comprometidas con la promoción de la salud en el entorno universitario. Constituida en septiembre de 2008, forman parte de universidades de toda España, la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y algunas Estructuras Autonómicas de Salud Pública.

Con la inclusión de la UA en este proyecto se pretende poner los medios para que sea reconocida como Universidad Saludable y protegida, mediante el aumento del valor de su patrimonio y sus activos en salud, tal como se estableció en 1986 en la Carta de Otawa para la Promoción de la Salud en la se priorizaba “la creación de entornos que apoyen la salud”. Para lograrlo, se propone una estrategia de acción que simultanee actividades de diagnóstico (con actuaciones derivadas de la literatura científica) o diagnósticos previamente realizados desde una perspectiva abierta, horizontal y participativa que permita identificar, valorar y aprovechar cuanto genere o pueda generar salud y contribuya a afianzar entre sus usuarios reales y potenciales una imagen de calidad que favorezca el orgullo de pertenencia a una comunidad saludable.

La adhesión a REUS se realiza a propuesta del vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad con el objetivo final “de tratar de interiorizar en la comunidad universitaria el concepto de salud desde una perspectiva amplia, libre y participativa que permita desarrollar conductas saludables e identificar los activos existentes en la UA para ello”. El proyecto, además, pretende vertebrarse con uno más amplio como es el de Alicante Ciudad Saludable.

En el desarrollo de los objetivos propuestos, destaca la importancia del Centro de Prevención y de la Facultad de Ciencias de la Salud “como referentes, coordinadores e impulsores, pero siempre con la participación activa del resto de colectivos, centros y servicios.” Las primeras pautas para poner en marcha el proyecto pasan por la realización de un “inventario de activos de salud” y buenas prácticas saludables, así como un diagnóstico de salud y calidad de vida en el campus que permita identificar problemas de salud y establecer programas de intervención, siempre en el marco del campus universitario.

En otro orden de cosas y entre otras cuestiones abordadas, el Consejo de Gobierno también ha aprobado por unanimidad distintas modificaciones de planes de estudio para los grados de Criminología, Enfermería, TADE y DADE, así como distintas modificaciones de reglamentos de régimen interno para algunas titulaciones y departamentos.