UNIVERSITAT DE VALENCIA

La Biblioteca María Moliner ha sido esta mañana el escenario del acto de entrega del Certificado de Accesibilidad Universal que le fue concedido el pasado 8 de junio como reconocimiento y evidencia de la conformidad de su sistema de gestión con la norma UNE 170001-2:2007. La obtención de esta acreditación se enmarca dentro del programa de la Universitat de València. Ha recibido el sello el .

El certificado de Accesibilidad Universal de la (AENOR) acredita que la Universitat de València ha implantado un Sistema de Gestión de la Accesibilidad que apuesta por la mejora continua. “Sabemos que esto ha de ser un proceso continuo de mejora”, ha señalado, y ha aseverado que la misión de la Universitat de València es “el bienestar social y el servicio público que da a la ciudadanía”. Es por ello que el rector ha pedido el apoyo de las distintas administraciones públicas.

Esteban Morcillo se ha referido a tres ideas en su discurso: la cultura de la calidad, que la Universitat de València pretende normalizar a través de sus planes estratégicos; la discapacidad, gestionada por la Unitat per a la Integració de les Persones amb Discapacitat; y el valor social de la Universitat como institución generadora y transmisora de conocimiento, implicada con la sociedad mediante organizaciones como el Parc Científic.

El rector ha definido la universidad pública como una institución “comprometida y basada en una democracia participativa”. En este sentido, la Universitat de València, que cuenta con 46.000 estudiantes, mil de los cuales forman parte de la Unitat per a la Integració de les Persones amb Discapacitat, se manifiesta como una institución “avanzada por atender a una minoría que no es considerada como tal, sino que se apuesta por su integración plena”, ha señalado.

La obtención de este certificado tiene lugar en el marco del programa Campus Sostenible de la Universitat de València, con la financiación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte mediante el programa de Accesibilidad Universal e Integración del VLC/CAMPUS. Valencia, International Campus of Excellence.

El acto de entrega, que se ha celebrado esta mañana en la misma Biblioteca María Moliner, ha sido presidido por el rector Esteban Morcillo, quien ha recibido el certificado de manos del director general de AENOR, Avelino Brito. Para Avelino Brito, “la certificación de Accesibilidad Universal de AENOR a la Biblioteca María Moliner de la Universitat de València es la forma más directa y creíble de expresar su compromiso con la accesibilidad. Cada vez son más las organizaciones que tienen en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad; así, ya son cerca de 300 los entornos y servicios de todos los sectores bajo la certificación de accesibilidad de AENOR: desde museos, hasta playas, pasando por centros comerciales, hoteles, centros de trabajo, puntos de venta, oficinas de información turística, ferias y congresos, universidades o servicios de transporte, entre otros”.

Ambos han sido acompañados, además, por el director de AENOR en la Comunidad Valenciana, Roque Giner, y por el secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia de la Generalitat Valenciana, Joaquín Martínez Gómez. Este último ha destacado la política de la Universitat de València en materia de atención a las personas con discapacidad: “Desde hace años se trabaja en la eliminación de barreras físicas y de otro tipo, y también en la contratación de personal, de hecho, la Universitat de València nunca ha eludido las cuotas, sino todo lo contrario, incluso tiene un servicio propio dedicado a esta atención”. Por lo tanto, “es una institución que ha sabido adaptarse a los tiempos que corren”, ha sentenciado. Martínez Gómez ha concluido su intervención animando a la Universitat a “continuar por el camino emprendido, un camino lleno de satisfacciones”, y ha afirmado que “no hay personas con discapacidad, sino personas con otras capacidades”.

El acto ha contado también con la presencia de numerosos miembros de la Universitat de València, como la vicerrectora de Organización Académica y Profesorado, Maria Vicenta Mestre; la vicerrectora de Sostenibilidad, Campus y Planificación, Clara Martínez; el delegado del rector para los Estudiantes, Daniel González Serisola; el gerente de la Fundació General de la Universitat de València, Cristóbal Suria; la directora de la Unitat per a la Integració de Persones amb Discapacitat, Celeste Asensi; la directora del Servicio de Bibliotecas y Documentación, Victoria García; y miembros del Servicio Técnico y de Mantenimiento, entre otros.

Los asistentes al acto han visitado el punto de información y préstamo de libros de la biblioteca, dotado de señalización y mostrador adaptados; la zona de ordenadores, con lugares informáticos adaptados; y los puestos de trabajo también adaptados. Después han descendido por la rampa al nivel 1 del centro, donde se encuentra un cartel con la información de toda la adaptación del edificio.

En esta actuación, liderada por la Unitat per a la Integració de Persones amb Discapacitat, que gestiona la Fundació General de la Universitat de València, han participado diferentes servicios de la institución académica; y ha consistido en la revisión de los espacios urbanos, en concreto, en el análisis del transporte público y privado, de las plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad, de los accesos al recinto, y de los desplazamientos dentro de los mismos, así como del acceso al edificio.

También se ha promovido la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes y se han analizado los servicios que se ofrecen. Se ha elaborado el plano de autoprotección de la Biblioteca y se ha colocado la señalización especial para personas con discapacidad visual. Por otro lado, se han optimizado las condiciones de acceso al edificio mediante productos de apoyo para personas con y sin discapacidad.

La certificación de Accesibilidad Universal de AENOR -entidad líder en certificación- garantiza a todas las personas, con independencia de su edad o discapacidad, que los entornos y servicios de las organizaciones son accesibles y así se mantienen en el tiempo.