UNIVERSIDAD DE NAVARRA

tuvo palabras de gratitud para el Gran Canciller y dedicó su medalla a los profesionales del campus

José María Bastero y Francisco Errasti recibieron la Medalla de Oro de la Universidad de Navarra durante el acto de apertura del curso académico 2012-2013. Con estas, son 22 las Medallas de Oro concedidas desde 1990, la máxima distinción como reconocimiento a los servicios prestados a la Universidad.

Licenciado en Ciencias Económicas, Francisco Errasti (Oñati, 1946) puso en marcha el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), del que es director general desde 2003. Actualmente, compatibiliza este cargo con el impulso de otro centro de investigación: el Instituto de Salud Tropical (IST). Es además presidente de Acunsa y ha sido director general de la Clínica Universidad de Navarra de 1984 a 1997.
“He sido y soy feliz gracias a esta Universidad y a la maravillosa gente que trabaja en ella”, afirmó Francisco Errasti. En ese sentido, quiso dedicar su medalla a todos los profesionales del campus -entre profesores, médicos, enfermeras, empleados y personal de la limpieza- que sirven y han servido a la Universidad con “fidelidad” durante décadas.

“Tal y como decía nuestro Fundador, san Josemaría, cuando recibía algunas condecoraciones debido a la acción social o benéfica de las obras corporativas del Opus Dei, «la sangre del soldado hace grande al capitán»”, recordó.

22 Medallas de Oro desde 1990

Doctor ingeniero naval y catedrático de Mecánica, José María Bastero (Bermeo, 1942) es presidente de la Asociación de Amigos de la Universidad. Ha sido rector (1996-2005) y en dos ocasiones vicerrector de Investigación. En 1978 fue nombrado director de la Escuela de Ingenieros de San Sebastián, cargo que compaginó con el de director del Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas de Gipuzkoa (CEIT), desde 1982.

José María Bastero quiso manifestar su profundo agradecimiento al Gran Canciller por la Medalla de Oro: “Esta gratitud se une a la que le debo por la ayuda que me brindó durante los nueve años en que fui rector de esta Universidad”.

“Esta distinción -afirmó el profesor Bastero-, es una gracia, un regalo, y en todo regalo el verdadero protagonista no es quien lo recibe -¡tantas veces receptor indigente, sin mérito alguno!-, sino quien lo otorga, pues toda gracia hace siempre patente la magnanimidad del donante”.

Además de Francisco Errasti y José María Bastero, han recibido la Medalla de Oro Eduardo Ortiz de Landázuri, Ismael Sánchez Bella, Juan Jiménez Vargas, Álvaro d’Ors, Francisco Ponz, Amadeo de Fuenmayor, Carmen López, Joaquín Casellas, Félix Álvarez de la Vega, José Cañadell, Jesús Vázquez, Antonio Valero, Alfonso Nieto, la Asociación de Amigos, Carlos Cavallé, Mª Pilar Fernández Otero, Natalia López Moratalla, Lucas Francisco Mateo-Seco, Mª Teresa Igúzquiza y Alejandro Llano.