UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La ceremonia de entrega ha tenido lugar hoy en El Torco de Suances, con la asistencia del consejero de Medio Ambiente, el rector de la UC y el alcalde suancino

El rector de la Universidad de Cantabria (UC), José Carlos Gómez Sal; el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Francisco Javier Fernández González; y el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, han coincidido hoy en señalar que la concesión del Premio Internacional Augusto González Linares de Medio Ambiente, en su edición de 2012, a Fernando Fernández-Polanco Fernández de Moreda, licenciado en Ciencias Químicas, doctor en Ciencias, y desde 1982 catedrático de Ingeniería Química en la Universidad de Valladolid, prestigia el galardón. La ceremonia de entrega ha tenido lugar hoy en El Torco de Suances, en el marco de los Cursos de Verano de la UC.

La Universidad de Cantabria y la Consejería de Medio Ambiente instituyeron este premio en 2002 para reconocer a aquellas personas o entidades que se hayan destacado, por su trayectoria vital o profesional, a favor de la defensa de los valores ambientales del entorno físico o cultural en España o en los países iberoamericanos. El premio está dotado con 20.000 euros y una escultura del artista cántabro José Cobo.

Durante la ceremonia, Gómez Sal ha señalado que el hecho de que Fernández-Polanco reciba el premio “lo dignifica”, tras destacar su labor en “la transferencia de conocimiento al tejido social” y su capacidad para “haber sabido crear un equipo de trabajo que le admira y sigue las líneas que él ha marcado”. En parecidos términos se ha pronunciado el consejero de Medio Ambiente, quien elogió la “calidad humana y científica” del premiado, “una auténtica personalidad” y “maestro de maestros”.

Por su parte, la vicerrectora de Cultura, Participación y Difusión de la UC, Elena Martín Latorre, también presente en la ceremonia, se refirió a la trayectoria de Fernández-Polanco como “sobresaliente y apabullante merecedora del premio”. Y en igual sentido se expresó el alcalde de Suances, para quien “los galardonados han enriquecido el premio”.

Fernández-Polanco, al recibir el premio, quiso compartirlo con su equipo de trabajo, el Grupo de Investigación en Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente de la Universidad de Valladolid. Después, Fernández-Polanco impartió una conferencia sobre su especialidad con el título “Jugando con balances de materia y energía. ¿La EDAR autosuficiente?”. Entre el público se encontraban miembros de su familia, antiguos alumnos, colaboradores, e investigadores a quienes dirige o ha dirigido su tesis, como el profesor de la UC y ex consejero de Medio Ambiente del PP, José Luis Gil.

También han acudido a Suances el director general de Medio Ambiente, Emilio Flor; el director del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA), Leandro Morante; y el director general de los Cursos de Verano de la UC, Manuel Estrada.

Homenaje a una trayectoria profesional

El jurado del premio, por unanimidad, ha concedido el galardón al profesor Fernando Fernández-Polanco como homenaje a “toda una trayectoria profesional de más de 30 años de investigación en las tecnologías anaerobias como la alternativa más sostenible para el tratamiento de aguas y residuos, por su doble perspectiva de control de la contaminación y obtención de una fuente de energía renovable”. Para el jurado, el trabajo del catedrático es “referente para la comunidad anaerobia mundial, tanto en aspectos académicos como en experiencias de trabajo a escala real”.

“Su trabajo es considerado pionero en España e Iberoamérica, y está basado en un sólido trabajo de investigación que se pone de manifiesto en la dirección de 24 tesis doctorales, la publicación de 125 artículos, la mayoría en revistas internacionales de alto impacto, 105 comunicaciones en congresos internacionales, y su participación en 22 proyectos de I+D+i nacionales y 4 europeos”, según consta en el acta del jurado, que fue leída por la directora de la sede de Suances de Cursos de Verano de la UC, Josefa Fernández.

Asimismo, el jurado ha considerado la calidad del trabajo de investigación aplicada y transferencia del conocimiento desarrollado por Fernández-Polanco, que se cuantifica en 71 contratos con empresas por un valor de más de siete millones de euros, la consecución de 8 patentes nacionales, la solicitud de una patente europea, la realización de la ingeniería básica y protocolos de operación de varios reactores industriales y plantas piloto, y la elaboración de 9 informes oficiales para empresas.

Además, la vinculación del profesor de la Universidad de Valladolid con los países iberoamericanos queda patente en su activa participación en los Talleres y Seminarios Latinoamericanos de Digestión Anaerobia desde 1990, su actual participación en la Red Latinoamericana de Digestión Anaerobia, su colaboración en proyectos de investigación con grupos de diferentes países iberoamericanos, y la dirección de numerosas tesis doctorales de jóvenes investigadores iberoamericanos. “Todo ello ha dado lugar a la difusión e implementación de tecnología en Iberoamérica para el tratamiento de aguas y residuos”, argumenta el jurado.

La candidatura de Fernández-Polanco ha estado avalada por doce cartas de apoyo de destacados investigadores, tanto de universidades españolas (de Navarra, País Vasco, Burgos, Santiago de Compostela, y Cantabria), como iberoamericanas (de México, Chile, Uruguay y Brasil) y una europea (de Wageningen, Países Bajos).

Para el jurado, “sus actuaciones como miembro en Comités Científicos en congresos internacionales, su nombramiento como coordinador del Comité Científico del Congreso Mundial en Digestión Anaerobia que se celebrará en 2013, sus actuaciones como chairman en congresos internacionales, su participación como evaluador de proyectos de ANEP, AENOR y de agencias nacionales de investigación de Francia, Chile y Colombia, su participación como referee en prestigiosas revistas internacionales” permiten calificar su trabajo de “referente para la comunidad anaerobia mundial, tanto en aspectos académicos como en experiencias de trabajo a escala real”.

El jurado de esta edición ha estado compuesto por el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier Fernández González; el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal; el director general de Medio Ambiente, Emilio Flor Pérez; el director del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Leandro Morante Respuela; el vicerrector de Investigación y Transferencia del Conocimiento de la UC, Ángel Pazos Carro; el catedrático de Geodinámica Externa de la UC, Antonio Cendrero Uceda; el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Suances, Jesús Herrera Díaz; y la directora de los cursos de verano de la UC en Suances, Josefa Fernández Ferreras.

En anteriores ediciones del galardón, fueron premiados Íñigo Losada (2011), Domingo Gómez Orea (2009), Jesús Garzón y Carlos Duarte (2008), Eduardo Galante y Antonio Cendrero (2007), Xavier Elías y Fundación Naturaleza y Hombre (2006), Edgardo Manuel Latrubesse y Fundación Global Nature (2005), Instituto Nacional de Biodiversidad de Costa Rica (2004), Ayuntamiento de Arnuero y Sociedad Española de Ornitología (2003) e Instituto Español de Oceanografía (2002). En 2010 se declaró desierto.