UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Gracias a un convenio suscrito esta mañana

La Universidad de Alicante y Telefónica han firmado esta mañana en el despacho del , un acuerdo de colaboración con el que se pretende generalizar la implantación de un Servicio Integral de Cardioprotección en empresas e instituciones de la provincia de Alicante. Con esta iniciativa, que se engloba dentro de un proyecto que se quiere acometer en todo el territorio Nacional, se pretende luchar contra la muerte súbita cardiaca, una alteración que sólo se puede revertir si se tiene cerca un desfibrilador y los conocimientos esenciales para su manejo y aplicación.

En la firma han estado presentes el director territorial de Telefónica, Javier Castro Pérez, a quienes han acompañado , José Manuel del Arco y Jesús Cerezo, también representantes de la empresa. Por parte de la UA han asistido su rector , , la secretaria general, , la decana de la facultad de Ciencias de la Salud, y otros miembros del equipo decanal,

En España, la muerte súbita cardíaca produce 25.000 fallecimientos anuales. Con este acuerdo, tanto la UA como Telefónica, aseguran que van a conseguir mejorar sustancialmente las tasas de supervivencia. Para ello, además de dotar al campus con el servicio integral de cardioprotección, el primero de estas características que se instale en la provincia, profesores e instructores de la facultad de Ciencias de la Salud de Alicante impartirán cursos específicos de formación que permitirán acreditar el uso de este tipo de desfibriladores a personal no médico, de acuerdo a la regulación establecida por el Decreto 220/2007, de 2 de noviembre.

Con este acuerdo, la Universidad de Alicante y Telefónica, a través de Telecomunicaciones Públicas, pretenden trasladar los beneficios de las telecomunicaciones a todos los ámbitos de la vida cotidiana.

El funcionamiento de las columnas

Las columnas de rescate cardiaco de Telefónica Telecomunicaciones Públicas estarán monitorizadas por la Red de gestión de Telefónica, quien se encargará de, una vez activado el sistema de alarma local, permitir la llamada a los servicios de emergencias. Mientras éstos llegan, el personal no sanitario, que será formado por la Universidad de Alicante en esta técnica, se hará cargo del desfibrilador semiautomático, un dispositivo que mediante voz le irá indicando los pasos a seguir.

El aparato realiza una evaluación del estado de la víctima y, sólo en caso de parada cardiaca, aplica la descarga eléctrica necesaria para revertir dicho estado. Telefónica Telecomunicaciones Públicas se encargará igualmente del mantenimiento integral de los dispositivos para que estén disponibles en todo momento mientras que la Universidad de Alicante será la responsable de la formación, acreditación y reacreditación continuada del personal.