UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Cinco representantes de instituciones públicas navarras participan en la Universidad de Navarra en una mesa organizada por

“Los partidos deben ser instrumentos de participación pública; actualmente están demasiado encerrados en sí mismos y existe poca disposición al feedback con los ciudadanos”. Así lo afirmó en la Universidad de Navarra el exparlamentario Javier Marcotegui, quien participó junto con otros cuatro representantes de instituciones públicas navarras en una mesa redonda organizada por Parlamento Cívico para analizar el papel de estas instituciones en la promoción de la educación ciudadana.

En ella participaron también Andrés Jiménez Abad (departamento de Educación del Gobierno de Navarra), Javier Enériz (defensor del Pueblo de Navarra), (presidente del Consejo Escolar de Navarra) y Paz Prieto (concejala del Ayuntamiento de Pamplona).

Durante su intervención, Marcotegui destacó la “gran potencia formativa que el Parlamento ejerce sobre la opinión pública” y la “responsabilidad” que, en consecuencia, debe asumir el organismo. Acusó la falta de “debates profundos” y defendió la necesidad de “crear fórmulas airosas de salida de los políticos a la sociedad y de entrada de la sociedad a los organismos políticos”.

Crisis de educadores

“La sociedad no es un sistema de intereses sino un ámbito de interrelación de personas que se necesitan”, destacó Andrés Jiménez Abad, que hizo referencia a una “crisis de educadores”. En este sentido, afirmó que “para hacer algo por alguien tiene que importarte la persona; hay que educar a la sociedad para que nos importen las personas: por qué iban si no los parlamentarios, por qué iba la Administración, a asumir una responsabilidad orientada al servicio de la sociedad”.

Parlamento Cívico nació hace tres años fruto del acuerdo que la Universidad de Navarra sostiene con el Parlamento foral desde hace una década. La iniciativa, promovida por profesores de Educación y Comunicación, se orienta al impulso del compromiso cívico de la sociedad navarra, concibiendo la educación como un medio adecuado para mejorar la convivencia ciudadana.