UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La comunidad gitana instruye en un curso de la UA para erradicar la desigualdad social y en salud

La población gitana tiene peor estado de salud que la población general. Esta es una de las conclusiones a las que llega el análisis e informe realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) “Estudio comparativo de las Encuestas Nacionales de Salud a población gitana y población general de España, 2006” elaborado por el investigador de la Universidad de Alicante, Daniel La Parra. La comunidad gitana lleva más de seiscientos años en España constituyendo la minoría étnica más numerosa. Sin embargo, a lo largo de su historia, ha sido víctima de situaciones de desigualdad y discriminación, y aún hoy sigue siendo uno de los grupos sociales más desfavorecidos. Esta situación ha determinado el estado de salud de esta comunidad. Como el Informe señala, la causa principal de las diferencias en salud no tiene que ver con llevar un determinado estilo de vida, sino que viene condicionada en gran medida por los determinantes sociales de la salud, es decir, las condiciones socioeconómicas la vivienda, la educación o el empleo de este grupo poblacional. Comparativamente, el informe recoge cómo la población gitana presenta un estado de salud peor que el grupo con peor situación económica de la población general. La Parra, que es director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Social y Paz (IUDESP) de la UA, asegura que todos los factores influyen en el grado de salud y su comparación con el resto de población, tanto el nivel de empleo, el tipo de empleo, el nivel de renta, la educación, la vivienda o la experiencia de discriminación. Además, las mujeres constituyen el grupo con peor estado de salud en la población general e, igualmente, esto sucede entre la población gitana, lo que las sitúa en la posición peor en la estructura social por razón de las jerarquías de género.

“Desigualdad en salud y comunidad gitana. Análisis y propuestas desde el ámbito Socio Sanitario” es el curso que proponen la Asociación UNGA de Asturias y la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (FAGA), en colaboración con el IUDESP y el MSSSI, y que pretende hacer llegar la realidad socio-sanitaria de la comunidad gitana al ámbito universitario, al de las profesiones socio sanitarias y al de las ONG´S. El objetivo es formar e informar a estudiantes y profesionales para que adquieran las competencias que les permitan aplicar, en el ejercicio de su profesión, algunas herramientas metodológicas para la erradicación de la desigualdad social y en salud, potenciando la justicia social y el cambio de paradigmas en la sociedad actual.

Ante la situación de desigualdad que, en materia de salud sufre la comunidad gitana española, el Grupo de Salud del Consejo Estatal del Pueblo Gitano elaboró unas recomendaciones para la acción a las que se suscribe el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, como es mejorar la situación socioeconómica para progresar en el estado de salud de los grupos con peor situación socioeconómica, y que incluye a toda la población, no solo a la gitana, poner en marcha políticas de inclusión educativa, económica y progresividad fiscal, mejorar los sistemas educativos y sanitarios, garantizar el acceso con equidad a los servicios, sobre todo a los de carácter preventivo.

La presentación del curso tiene lugar a las 10:00 horas del miércoles 26 de septiembre, en el Salón Alfredo Orts de Óptica. Intervienen el delegado del Consell en Alicante, Juan de Dios Navarro Caballero, el director general de Salud Pública, Manuel Escolano Puig, el subdirector general de Promoción de la Salud y Prevención, Elías Ruiz Rojo, la concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Alicante, Asunción Sánchez Zaplana y una representación de la Dirección General de Salud Pública Calidad e Innovación del MSSSI. El curso se desarrolla los días 26, 27 y 28 de septiembre en el Aulario III, aula A3/006 para los dos primeros días y aula A3/0014 el último.

Descargar programa