UNIVERSIDAD DE NAVARRA

recibe el premio Francisco Tomás y Valiente por su obra ‘Medio Ambiente y Derechos Fundamentales’

El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Navarra Fernando Simón Yarza ha recibido el premio Francisco Tomás y Valiente por su monografía Medio ambiente y Derechos Fundamentales. El galardón fue entregado ayer por la tarde en la sede del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, en Madrid.

En el volumen, que recoge su tesis doctoral, el autor indica la contradicción de tratar un bien colectivo como el medio ambiente como un derecho individual subjetivo: “El individuo participa del interés colectivo, tiene un interés legítimo, pero no puede disponer del medio ambiente, precisamente porque pertenece a la colectividad.

Pese a que el medio ambiente es un objeto “de suma abstracción” para el Derecho Constitucional, Simón Yarza defiende que “muchas agresiones al medio ambiente pueden afectar a derechos fundamentales: al derecho a la vida, a la integridad física, a la propiedad…”.

Según apunta, su posición “no es una crítica al activismo ecologista ni a las organizaciones como Greenpeace”, sino una apuesta por lograr una protección del medio ambiente a través, sobre todo, de una “legislación de calidad”. El profesor Simón Yarza subraya que “la misión de los derechos fundamentales en esta materia es muy limitado en comparación con el papel de la legislación ordinaria”.

Combatir la impunidad

Una aplicación práctica de sus tesis llevaría a aplicar “indemnizaciones punitivas” a los pubs y locales de ocio que vulneran la ley del ruido, de modo que no les compense semejante actitud. Igualmente, llevaría a sancionar a los ayuntamientos que toleran esas emisiones acústicas ilegales. “Hay que combatir la impunidad, no puede ser que merezca la pena pagar la indemnización por el negocio que se hace”, puntualiza. “Además, estamos ante un problema que implica a muchos ayuntamientos, no solo a las discotecas”.

El Tribunal Constitucional y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales entregan cada dos años el premio Tomás y Valiente, para estimular los estudios académicos sobre Constitución y Justicia Constitucional, a la que el homenajeado dedicó sus mejores esfuerzos, bajo el signo de la libertad y la tolerancia, como profesor, magistrado y presidente del Tribunal Constitucional. Fue asesinado por ETA el 14 de febrero de 1996, y su muerte provocó una de las primeras muestras de rebelión cívica de la democracia y el principio del fin de la indiferencia social hacia el terrorismo, acuñando el lema ¡Basta ya!

Fernando Simón Yarza es discípulo del catedrático de la Universidad de Navarra Ángel J. Gómez-Montoro, anterior rector del centro académico, que ya recibió en 2003 este mismo premio por su obra Asociación, Constitución, Ley (Sobre el contenido constitucional del derecho de asociación).