UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

El “PROYECTO PERSONA-ECONOMIA DE COMUNION” ha sido presentado hoy

El Arzobispado de Valencia y la Universidad Católica de Valencia ‘San Vicente Mártir’ (UCV) han impulsado un proyecto de forma conjunta para ayudar a parados de larga duración a conseguir un puesto de trabajo.

La iniciativa, de carácter gratuito, que ha sido presentada hoy, en la sede de San Juan y San Vicente de la UCV, con la presencia del Arzobispo, , y la consellera de Educación, Formación y Empleo, , está dirigida a durante un plazo superior al año que posean un título universitario superior (diplomatura o licenciatura), con una edad entre 30 y 60 años.

Además, los que sean padres y madres de familia tendrán preferencia a la hora de acceder a los servicios, que serán ofrecidos por la UCV. Entre ellos, los beneficiarios recibirán orientación profesional, formación y ayuda al autoempleo, según el vicerrector de Ordenación Académica y de Empleabilidad de la UCV, José Manuel Pagán.

Igualmente, desde la Universidad Católica de Valencia se ha dado a conocer el proyecto a “numerosas empresas colaboradoras de la UCV, así como a las Asociaciones de Empresarias y Empresarios Católicos, solicitando ayuda para la creación de una red de contactos que permita poner en conocimiento de los desempleados las ofertas de trabajo disponibles en el mercado”.

Pilares fundamentales del proyecto

El “PROYECTO PERSONA- ECONOMIA DE COMUNION” incluye orientación profesional personalizada, con el estudio del ‘curriculum vitae’ y objetivos profesionales; el ajuste de objetivos al mercado laboral; la detección de necesidades de formación; expectativas de desarrollo profesional y el plan de acción concreto de búsqueda activa de empleo o ayuda al autoempleo.

Asimismo, otro de los pilares fundamentales es la formación en aspectos relacionados con la mejora profesional, entre ellos, el “emprendedurismo: encontrar empleo creando empleo”, los idiomas y nuevas tecnologías y las competencias y habilidades personales.

Igualmente, la iniciativa contempla la “ayuda al autoempleo” con la puesta en marcha de un servicio de consultoría y asesoramiento personalizado para crear un negocio propio. “A partir de una idea, se desarrolla un plan de empresa viable con la ayuda de un consultor de la UCV”.

Economía de comunión

El ‘PROYECTO PERSONA- ECONOMIA DE COMUNION” tiene su origen en “la preo cupación de la Iglesia ante la actual crisis, al que se une el compromiso que tiene la UCV con la sociedad”.

En este sentido, la iniciativa trata de dar una respuesta concreta a los llamamientos expresados por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, para que los cristianos pongan en práctica una “economía de comunión” a favor de quienes peor lo están pasando ante la actual situación de crisis.

Así, por ejemplo, en la homilía de la solemnidad del Corpus Christi, el prelado presentó la economía de comunión como “una propuesta de alegría e ilusión que nos anima a todos a buscar el bien del otro y romper el egoísmo e individualismo que muchas veces asola nuestra sociedad actual”.

Recuperar la ilusión

Asimismo, el proyecto tiene como finalidad recuperar la ilusión, la motivación y la creatividad de aquellas personas que, como advertía el papa Benedicto XVI en su encíclica ‘Caritas in veritate’ (n.25), “por estar sin trabajo mucho tiempo o depender de manera prolongada de la asistencia pública o privada, han visto minadas aquellas cualidades propias de la persona y sus relaciones familiares y sociales, con graves daños en el plano psicológico y espiritual”.

El nuevo proyecto “surge desde la UCV como una manera de contribuir a esa economía de comunión que nos presentó nuestro Arzobispo en la fiesta del Corpus, y desde el hacer propio de una institución universitaria dedicada a la docencia y la orientación profesional”.

“A través de este proyecto vimos la posibilidad de extender los servicios propios de la universidad más allá de nuestros alumnos y de forma gratuita a los desempleados de la Comunidad Valenciana, pero siempre acotado a un público de titulación universitaria”, ha añadido. Esa colaboración “la hemos concretado en acciones como la orientación profesional, la formación, el asesoramiento o la consultoría en materia de autoempleo”.

Además, este proyecto se enmarca dentro del “convencimiento” de que la universidad, “de manera especial en este momento de crisis, que no sólo es económica, debe pasar a la acción, y asumir su responsabilidad social”, ha indicado el vicerrector.

Pagán resalta, asimismo, el entusiasmo con el que acogen desde la UCV la iniciativa, puesto que “creemos que puede ser una forma de ayudar a la mejora de la inserción profesional de las personas sin empleo y, además, contamos con la ayuda de un gran número de trabajadores de la UCV que con su tiempo y esfuerzo desinteresado lo han hecho posible”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed