UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Un grupo de la UPV/EHU investiga los beneficios del en pacientes con diagnostico de

Un grupo de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la UPV/EHU ha dado a conocer los resultados de una investigación desarrollada en 2010 que pone de relieve la importancia de realizar ejercicio físico a diferentes intensidades como forma de controlar la hipertensión. Así, de entre diferentes grupos que se analizaron durante un periodo de ocho semanas en el estudio, el grupo sometido a un ejercicio físico supervisado con diferentes intensidades fue el que logró mayores beneficios a nivel de los valores de tensión arterial y parámetros fisiológicos.

El estudio, que estuvo dirigido por la doctora del Departamento de y Deportiva de la UPV/EHU , pretende dar continuidad a ese primer trabajo mediante la realización de nuevas investigaciones de periodicidad anual que identifiquen de una forma más precisa los beneficios del ejercicio en la hipertensión. Así, para el nuevo estudio preparado para este año se prevé aumentar el periodo de entrenamiento observado de ocho a dieciséis semanas.

Con esta mayor extensión de la investigación se pretende conocer cómo influye un mayor periodo de ejercicio en los resultados; y además se quiere estudiar si puede ser suficiente un menor volumen de minutos de entrenamiento para conseguir mejoras comparables. Para este último objetivo se prevé incluir un nuevo grupo de estudio que alternará sesiones de ejercicio moderado e intenso, pero con sesiones de menos minutos de duración que el resto de grupos.

De esta forma, el estudio repartirá aleatoriatoriamente a sus participantes en cuatro grupos:

-Un grupo no supervisado con recomendaciones generales estilo de vida saludable
-Un grupo supervisado de ejercicio físico programado de modo continuo en intensidad moderada
-Un grupo supervisado de ejercicio físico programado a diferentes intensidades (interval), alternando intensas y moderadas y con un volumen de minutos inferior al grupo continuo.
-Un grupo supervisado de ejercicio físico programado a diferentes intensidades (interval), alternando intensas y moderadas y con el mismo volumen de minutos que el grupo continuo

Participación en la investigación

El grupo de investigación de la UPV/EHU, al mismo tiempo que difundir los beneficios que conlleva la realización de ejercicio en el control de la presión arterial, quiere hacer un llamamiento a la población del País Vasco que sufra hipertensión interesada en tomar parte en esta nueva investigación a que se ponga en contacto con la investigadora principal del proyecto: Sara Maldonado-Martín (945013534 /sara.maldonado@ehu.es) para poder participar en el nuevo estudio. Es importante recordar que cuantos más participantes tenga la investigación, más precisos y fiables podrán ser los resultados que se obtengan del estudio para la población hipertensa.

Además, y para cada uno de los participantes en el estudio que sufren de hipertensión, tomar parte en la investigación les permitirá tener información más precisa sobre su condición física general, su evolución personal en los niveles de tensión a lo largo del estudio, y los cambios que se produzcan al finalizar el periodo de intervención de la investigación. En definitiva, el estudio les permitirá un mejor control del comportamiento en diferentes situaciones de su nivel hipertensión al tener datos personalizados y supervisados por un equipo médico.

Pruebas de valoración

Todas las personas participantes para los grupos supervisados acudirán al centro donde se desarrollará el ejercicio físico para realizar un total de 32 sesiones, en 2 sesiones por semana, en un total de 16 semanas supervisado por estudiantes de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Las personas con hipertensión que se presten a participar en el estudio deberán realizar unas pruebas de esfuerzo preliminares en el Laboratorio de Fisiología de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. A continuación, y durante las dieciséis semanas del periodo de intervención del proyecto de investigación, los participantes de los grupos de ejercicio supervisado se ejercitarán principalmente en cinta rodante y bicicleta en intensidades de ejercicio diseñadas de forma individual en función de los resultados de las pruebas de esfuerzo realizadas previamente. Tras finalizar el periodo de intervención se repetirán las pruebas realizadas al inicio para realizar una comparativa entre ambas, tanto de los parámetros de tensión arterial como otras variables fisiológicas y antropométricas.

Las pruebas principales a realizar serán las siguientes:

-Mediante un aparato portátil se realizará una monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA) que al inicio y final del programa que durante un periodo de 24 horas realizará diferentes mediciones. La prueba permitirá conocer si se confirma el diagnóstico de hipertensión arterial o el participante solamente responde a una tensión arterial alta por motivos emocionales en momentos determinados del día.

-Pruebas de esfuerzo sobre máquina de remo (ergómetro) y bicicleta estática con medición de variables en reposo, submáximas y pico para valorar la capacidad funcional cardiorespiratoria y tensión arterial

-Prueba caminando para valoración de la capacidad funcional y tensión arterial;

-Cuestionario de calidad de vida.