UNIVERSITAT JAUME I

Para poder llegar a una implantación efectiva de las políticas de conciliación debe darse un profundo cambio social que se vea reflejado en los consejos de dirección y administración de las empresas, son necesarios instrumentos que ayuden a la medición de los resultados de esas medidas para fomentar la implantación de las mismas en un mayor número de empresas e instituciones, así como velar por medidas de conciliación que aboguen por la igualdad y la no discriminación laboral por género, según los expertos en que han participado hoy en la sesión sobre “, productividad y conciliación familiar” en el Congreso Castelló 2020.

La mesa conducida por el profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Santiago García, ha estado formada por Luis Prada, presidente del Club de Recursos Humanos; Salvador Seguí Cosme, profesor de Sociología y miembro del Grupo de Investigación Sociología del Envejecimiento; y José Antonio Espejo, director de Economía, Formación y Desarrollo Empresarial de la Confederación de Empresarios de Castellón.

Luis Prada ha dado comienzo al turno de exposiciones expresando que la conciliación familiar y laboral es una necesidad social que con medidas ajustadas a las necesidades de cada sector aumenta la motivación y favorece una mejora del clima laboral repercutiendo en un incremento de la imagen de marca y en la calidad de vida del trabajador, por ende la suma de todos estos factores estimula la productividad. “Los empresarios demandan cifras de resultados de las medidas de conciliación para convencerse de adoptarlas” destacaba Prada.

Salvador Seguí Cosme propone un nuevo planteamiento diacrónico de autonomía de la organización del ciclo de vida y la autogestión de las prestaciones sociales, pero para poder desarrollar ese nuevo modelo deben tomarse medidas desde la administración para garantizar unos ingresos mínimos a lo largo de la vida para poder empezar con la auto-organización y con un 27% de paro es muy difícil poder conseguirlo. El profesor Seguí Cosme plantea nuevas medidas de recaudación no contributiva y destaca entre ellas la persecución del fraude fiscal para fomentar más servicios sociales destinados a la conciliación laboral.

“El modelo humano es el factor principal para la innovación” ha afirmado José Antonio Espejo. Desde la CEC se impulsa la inversión en medidas de conciliación porque el capital es la base de cualquier empresa. Asimismo expresaba Espejo que la mejor conciliación para Castellón sería el poder ofrecer a todos los nuevos profesionales recién licenciados un empleo en la provincia.

El IV Congreso Abierto y Virtual Castelló 2020 es gratuito y abierto a la participación de toda la sociedad castellonense a través de los foros habilitados para este fin. Como novedad en esta nueva edición se podrán seguir las sesiones a través de la página web tanto en directo como en diferido. Más información en la página www.castello2020.uji.es, así como en Facebook y Twitter.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de la Comunidad Valenciana

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed