UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La Cátedra realizará actividades tales como estudios y proyectos de investigación, formación de investigadores y expertos, talleres de diseño y reflexión, actividades de divulgación de resultados para expertos, niños y jóvenes

Cuatro instituciones iberoamericanas de reconocido prestigio y experiencia en la conservación de la Biodiversidad y el Desarrollo Sostenible, se unen para crear la denominada “Reservas de la Biosfera y Ambiente Urbano”.

A iniciativa del Instituto de Ecología A.C (INECOL) con sede en Xalapa (Veracruz, México) en colaboración con el Centro Iberoamericano de la Biodiversidad de la Universidad de Alicante y la participación de las instituciones mexicanas Colegio de Veracruz y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Biodiversidad se ha logrado la creación de esta Cátedra UNESCO, de la que es coordinador el investigador Sergio Guevara del Instituto de Ecología y el profesor en la subsede de la Universidad de Alicante.

Esta asociación estratégica de instituciones mexicanas con la UA tiene como objetivo prioritario el crear un espacio de pensamiento, formación y discusión que permita contribuir al bienestar de la sociedad iberoamericana a través del uso sostenible de la biodiversidad.

Entre los retos que nuestra sociedad tiene en el siglo XXI, y que constituye uno de los dilemas que más preocupan en la actualidad a la humanidad, es compatibilizar las diferencias existentes entre la población que habita las ciudades y la que habita en zonas rurales en relación a la distinta percepción que cada una de ellas tiene de su entorno. Es ésta una visión que en ocasiones llega a ser antagónica, y que explica el porqué del distanciamiento existente entre el ambiente urbano y rural.

La Cátedra aprobada por la UNESCO en febrero de este año, es un instrumento que permitirá utilizar la figura de Reserva de Biosfera, hasta ahora utilizada solo como una categoría de espacio natural protegido, como herramienta de integración del ambiente urbano, rural y natural, actualmente desvinculados funcional y territorialmente, y crear un medioambiente común para toda la sociedad. Para lograrlo, la Cátedra UNESCO impulsará el desarrollo de programas que permitan desarrollar las capacidades de los investigadores y de las instituciones participantes, de modo que se logre innovar en los modelos vigentes de conservación de la naturaleza, haciendo participe a los distintos sectores sociales e incentivando la producción sostenible de bienes de consumo.

La UNESCO ha reconocido esta iniciativa y ha distinguido a las instituciones que participan otorgándoles esta Cátedra, una de las pocas que existen en el sector de ciencias a nivel internacional, y la primera asignada a ellas. Las actividades que se llevarán a cabo, entre otras, son estudios y proyectos de investigación, formación de investigadores y expertos a través de programas y cursos de grado, talleres de diseño y reflexión acerca de la innovación de los modelos ambientales, económicos y sociales, de actividades de divulgación de resultados tanto para expertos como niños y jóvenes desarrollando talleres de formación. Se trata de una de las propuestas más ambiciosas y novedosas en el campo de la conservación del medio ambiente a escala mundial, cuyos esfuerzos y logros pretenden convertirse en un modelo para otras regiones y países.