UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Durante la mesa redonda sobre clasificaciones universitarias celebrada ayer en la Sede de Alicante

¿Son útiles los rankings para medir la calidad de las universidades?, a esta y otras muchas preguntas se dieron respuesta durante la mesa redonda sobre las clasificaciones en la que participaron, como moderador, el catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la UA , Cecilia Gómez, vicerrectora de Estudios, Formación y Calidad de la UA, Gualberto Buela, catedrático de Psicología de la Universidad de Granada, , director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria en la Universidad Politécnica de Madrid, y Martí Parellada, coordinador Ranking CYD- U-Multirank de la Comisión Europea.

Durante el debate, los expertos coincidieron en la idea de que los rankings más conocidos y usados a nivel internacional, como el de Shanghai o Times, no ofrecen datos claros ya que compara inadecuadamente instituciones con características de tamaño, especialización y financiación diferentes.

Cecilia Gómez insistió en la idea de que “lo que no se mide no se puede evaluar”, por lo que los rankings deberían facilitar la rendición de cuentas, la toma de decisiones para los gobiernos, así como un método de evaluación que sirva para mejorar la calidad de la educación superior.

Por su parte, Gualberto Buela señaló, durante su análisis a la situación de la investigación en las universidades españolas, que las clasificaciones existentes, como el ya citado Shanghai, se basan en el número de publicaciones sin tener en cuenta el tamaño del país por lo que sus resultados no pueden ser representativos. Una de las variables imprescindibles para el catedrático en su análisis, es hablar de productividad y producción en materia de investigación.

Desde su perspectiva como usuario, Francisco Michavila señaló que “existen imprecisiones y falta de transparencia en los procesos de elaboración y los indicadores usados”. Por último, el coordinador del Ranking CYD- U-Multirank de la Comisión Europea, avanzó parte de este nuevo medidor en el que se incluyen indicadores como prestigio de la investigación, calidad de la enseñanza y el aprendizaje, orientación internacional, logros en la transferencia de conocimientos, inserción laboral y contribución al crecimiento regional. Una nueva plataforma de información en el que el propio usuario definirá sus prioridades seleccionando el área de conocimiento que le interesa, las universidades que desee comparar y los indicadores mencionados.