UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

· El 33% de los enfermos de con nutrición parenteral total y el 58% con nutrición parenteral periférica han registrado alguna complicación derivada de este tipo de alimentación que reduce la eficacia de su tratamiento oncológico

· La profesora de la CEU-UCH en Elche Carmen Wanden-Berghe ha dirigido al equipo integrado por investigadores de seis hospitales y cuatro universidades españolas

La malnutrición hospitalaria tiene gran importancia en los pacientes con cáncer, ya que puede elevar el riesgo de complicaciones, influyendo en una menor respuesta al tratamiento y, por tanto, en una peor evolución de estos pacientes. La profesora del Departamento Farmacia de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche, Carmen Wanden-Berghe Lozano, ha dirigido un estudio que revisa los ensayos clínicos aleatorizados realizados a nivel mundial en los últimos 30 años en los que se recogen los efectos adversos de la nutrición parenteral total y periférica en pacientes oncológicos.

Para el estudio, se localizaron un total de 74 ensayos clínicos en diversas bases de datos internacionales y publicados en distintos idiomas: 22 en MEDLINE, 11 en EMBASE, 18 en ISI, 1 en IPA y 22 en la Biblioteca Cochrane. Los ensayos clínicos aleatorizados seleccionados como pertinentes para esta revisión han estudiado un total de 669 pacientes oncológicos con nutrición parenteral central. De ellos, 225 (33,6%) sufrieron efectos adversos derivados de este tipo de nutrición. En el caso de la nutrición parenteral periférica, de los 92 pacientes estudiados en estos ensayos, 54 sufrieron efectos adversos: el 58,7% del total.

Los diferentes tipos de tumor de estos pacientes oncológicos no parecen influir en los efectos adversos descritos en los ensayos, entre los cuales se encuentran la morbilidad postoperatoria, la “hiperalimentación” en algunos pacientes y los episodios de trombosis venosa, una complicación secundaria a la inserción de un catéter venoso central.

En los artículos de esta revisión se recogen también 22 casos de sepsis por catéter en los pacientes que recibieron nutrición parenteral central, dando lugar a una prevalencia de esta complicación del 3,29%. En ninguno de los ensayos clínicos internacionales publicados hasta la fecha se comentan otros efectos secundarios extraordinarios, como deficiencias vitamínicas clínicamente sintomáticas, entre ellas la encefalopatía de Wernicke secundaria a la nutrición parenteral.

Falta de ensayos clínicos específicos

Ante estos resultados, la profesora de la CEU-UCH Carmen Wander-Berghe, investigadora principal del equipo, señala que “los estudios publicados hasta la fecha a nivel mundial son muy heterogéneos y evalúan sólo de forma secundaria las complicaciones de la nutrición parenteral. Creemos necesario que futuros ensayos clínicos definan las complicaciones de la nutrición parenteral de forma homogénea y las estudien como objetivo primario”.

Según añade la doctora Wanden-Berghe, “el papel de la nutrición parenteral en el tratamiento integral del paciente oncológico continúa siendo un tema de controversia. Se cuenta con estudios que apoyan y demuestran la capacidad de este tipo de alimentación para influir favorablemente en los índices nutricionales del paciente oncológico sometido a tratamiento. Por contra, otros estudios no encuentran un claro beneficio de la nutrición parenteral frente a otras alternativas de terapia nutricional”. La profesora de la CEU-UCH recuerda que “asegurar un buen estado nutricional en los pacientes con cáncer, generalmente corrige los índices nutricionales anormales, situando a estos pacientes en una mejor posición ante la enfermedad y ante los tratamientos que han de afrontar”.

Este estudio, publicado en la revista científica Nutrición Hospitalaria con el título “Efectos adversos de la nutrición parenteral en pacientes oncológicos; revisión sistemática”, es la primera revisión publicada hasta el momento sobre los efectos adversos de la nutrición parenteral en enfermos oncológicos. Tampoco existe ninguna publicación que los aborde de forma general, de ahí el interés de la presente revisión de ensayos clínicos.

Equipo investigador

La doctora Wanden-Berghe, investigadora de la CEU-UCH especializada en Nutrición y Dietética y profesora en los Grados de Enfermería y Fisioterapia de esta Universidad en Elche, es miembro del equipo coordinador del Centro Internacional Virtual de Investigación en Nutrición (CIVIN), como responsable de la zona de Investigación. Médico adjunto del Área de Hospitalización Domiciliaria del Hospital General Universitario de Alicante. Este mes de noviembre ha recibido el Premio “José María Bengoa”, como reconocimiento a su trayectoria iberoamericana en el campo de la investigación nutricional, concedido por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).

El equipo investigador que ha dirigido la doctora Wanden-Berghe para este estudio ha estado integrado por siete doctores de las Universidades CEU Cardenal Herrera, Miguel Hernández de Elche, la Universidad de Alicante y la Autónoma de Madrid, y los Hospitales de la Princesa, en Madrid; el Hospital Universitario Son Espases, de Palma de Mallorca; el Hospital Infanta Cristina, de Badajoz; el Hospital Universitario de Canarias; y el Hospital de Cruces, en Bilbao. Todos ellos forman parte del Grupo de Comunicación y Documentación Científica de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (Grupo CDC-Nut SENPE).