UNIVERSITAT DE VALENCIA

Un estudio de la Universitat de València y la Universitat Politècnica de València concluye que cerca de 360.000 al año están riesgo de verse infectados por algún . En su trabajo, los investigadores han cuantificado el número de móviles Android que pueden verse afectados por algún ataque, aplicando para ello un modelo de simulación computacional basado en agentes.

El trabajo ha sido desarrollado por el Departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Universitat de València y del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la Universitat Politècnica de València.

Los investigadores de la Universitat y de la Politècnica han hecho un análisis detallado de los diferentes tipos de ‘malware’ -software malicioso- con los que se puede infectar el móvil, centrándose sobre todo en los llamados ‘financial charges’. “Prácticamente la mitad de los smartphones infectados tienen este tipo de virus. Ahora, estamos evaluando el coste global que tiene para los usuarios haber sufrido en su móvil este tipo de virus”, explica Francisco Santonja, investigador del Departamento de Estadística e Investigación Operativa de la Universitat.

El modelo utilizado intenta reproducir el comportamiento del usuario de móvil -el agente- y el de los markets desde donde se descargan las aplicaciones (apps). Como fuente de información, el estudio parte de diferentes trabajos científicos y de un gran conjunto de datos de los markets de Android. “Hemos realizado más de 100.000 simulaciones del modelo y posteriormente analizado los datos obtenidos en los resultados”, apunta Juan Carlos Cortés, subdirector e investigador del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV.

Por lo que respecta al usuario, el estudio analiza la frecuencia con que se descargan apps, si lo hacen desde los sitios oficiales o no, si han cambiado de móvil en los últimos meses, si tienen el sistema operativo actualizado o si cuentan o no con antivirus. “Hemos tenido en cuenta también el modus operandi de las personas que programan aplicaciones con malware, que normalmente lo que hacen es seleccionar una aplicación popular, introducirle un código malware y lo vuelven a subir al market”, explica Juan Alegre, estudiante de doctorado e investigador del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV.

Por otra parte, en el análisis de los markets han tenido en cuenta la evolución del número de aplicaciones descargadas a lo largo de los meses, la popularidad de las mismas, cuántas de ellas son malware, qué mecanismos usan los markets para detectarlo, su efectividad, etc.

“Cada mes, entre el 2 y el 4 por mil de terminales pueden sufrir un ataque; desde julio de 2011 hasta hoy hemos estimado que alrededor del 6,5% de los móviles han podido ser infectados por algún virus. Y lo que hace que las cifras no sean mayores es que, de media, los usuarios cambian de terminal cada once o doce meses”, concluye Rafael Villanueva, investigador del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV.